MAREMÁGNUM

Columna Política Destacadas
Por: Mario Vargas Suárez
Julio 12, 2017 05:07


¿Mentiras de SEP?

El titular de Educación Pública del país, recientemente lanzó la convocatoria para el otorgamiento de dos mil plazas para maestros de inglés, por lo que los profesores que ya trabajan en este programa y que han recibido promesas de basificación desde hace 17 años, parece que no verán cumplida la palabra de múltiples funcionarios, puesto que Nuño dice que se tendrán que ajustar a un concurso abierto.

La primera propuesta de la enseñanza del inglés y Computación en la educación básica del Sistema Educativo Nacional, fue iniciativa del entonces candidato a la presidencia de la república, el sinaloense Francisco Labastida Ochoa, en la elección de julio del año 2000.

Al no ganar el PRI la presidencia del país, pareció que la iniciativa educativa de Labastida se diluyó. Solo que el nuevo huésped de Los Pinos, el guanajuatense Vicente Fox Quezada (2000-2006), permitió que cada entidad adoptara la estrategia.

Una verdad irrefutable es que la enseñanza del inglés en las escuelas primarias de Tamaulipas inició en el sexenio del gobernador Tomás Yarrington Ruvalcaba (1999-2005), ahora detenido para su extradición a los Estados Unidos de Norteamérica en una cárcel de Florencia, Italia.

Blanca Anzaldúa Nájera, fue la profesora encargada de implementar este programa a partir del cuarto grado de primaria, con egresados de bachillerato o con licenciaturas truncas, pero que dominaran la lectoescritura del inglés, por lo que se implementaron convenios entre la Secretaría de Educación y la Autónoma de Tamaulipas.

La misma funcionaria de la SET se encargó de capacitar a los profesores de inglés en asuntos pedagógicos cada fin de semana, hasta que se implementó en la Universidad Pedagógica Nacional, Unidad 281 Victoria, la licenciatura en lengua inglesa.

En otras palabras, hubo compromiso de parte de la nueva planta docente, porque no solo se capacitaron, sino que lograron una licenciatura y el programa de inglés no solo quedó en la primaria, sino que abarcó los niveles escolares de preescolar y secundaria.

Un reto parecía imposible. Los profesores de inglés tendrían que extender su campo de trabajo a las zonas rurales y llegaron, pese a la inseguridad que se sigue viviendo en la frontera y en todo el estado.

El compromiso del otorgamiento de plazas a los maestros del programa no solo fueron los gobernadores Yarrigntón, Hernández Flores y Torre Cantú, sino que la misma Elba Esther Gordillo se comprometió a tener pláticas presidenciales para cumplirles a los maestros. Amén de funcionarios de la SEP.

Además hubo promesas de respeto a la antigüedad y prestaciones como cualquier docente del sistema educativo nacional.

Ahora, el titular de educación pública, Aurelio Nuño Mayer, de un plumazo desconoce los esfuerzos en la formación de los maestros de inglés de Tamaulipas, con un decreto pretende ‘borrar’ los derechos laborales que pudieron haber hecho quienes ya trabajan ahí.

La Coordinación de Inglés en Tamaulipas, antes en manos de Alicia Zárate Caballero y ahora con Cecilia Tapia, han demostrado un alto profesionalismo y entrega al trabajo docente. Pese a que por más de 15 años solo reciben una compensación salarial.

Dice la convocatoria que el examen de ingreso al servicio docente se abre a todos los normalistas y egresados de universidad y en una primera etapa se presentará un examen en la Universidad de Cambridge; quienes logren puntajes más altos, pasarán a una segunda etapa, en donde presentarán otro examen para demostrar que están capacitados y cuentan con conocimientos pedagógicos para enseñar inglés.

Si este fuera un guion para un programa del Chapulín Colorado, seguro que aquí aparecería doña Florinda preguntando “¿Ahora quién podrá salvarnos? Y entonces el brinco del personaje vestido de rojo.

La realidad es que pudiera visualizarse una contienda de poderes, en lo local Rigoberto Guevara Vázquez, líder de la sección 30 recibiendo las protestas de los maestros de inglés del estado. A nivel nacional el jalisciense, Dr. Juan Díaz de la Torre, en su calidad de presidente del SNTE, las protestas de todo el país.

Es cierto que los maestros no pagan cuotas sindicales. Sin embargo el SNTE históricamente está comprometidos con esta clase trabajadora.