RELÁJESEE…

Columna Política Destacadas
Por: David Ed Castellanos Terán
Julio 10, 2018 09:07


Twitter: @dect1608

Los PRIetos

El proceso electoral 2017-2018 metió en serios aprietos a la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), debido a que los del Partido Revolucionario Institucional (PRI), pretenden poner una demanda contra quien resulte responsable, ya que sacaron menos votos de los que compraron (no se ría), así de ingrata es la política, que hasta se burlan del PRI los que saltaron a Morena.

Ya entrando en cosas un poco más serias, el Comité Directivo Estatal del PRI Tamaulipas, impugnó los resultados en 10 de los 43 municipios, desconociendo su derrota por presuntas irregularidades e inconsistencias en el reciente período electoral, ahora los tricolores son los que se persignan.

Ahora resulta que el dirigente tamaulipeco Sergio Carlos Guajardo Maldonado, demandó una elección de estado y el uso indebido de la fuerza pública; es decir, ya que les dejaron ir todo el rigor el pasado domingo primero de julio los de la Policía Estatal Acreditable (PEA), para que no pudieran operar sus mapaches, el dirigente priísta al servicio del nuevo gobierno, anda que no lo calienta ni el sol.

Sergio Guajardo, de quien se dice en Tamaulipas fue puesto por la Secretaría General de Gobierno, para deshacerse de lo que resta del PRI, dijo en conferencia de prensa que ésta fue una elección de estado, pero por parte del actual gobierno panista, por lo que todas las supuestas irregularidades ya fueron denunciadas ante el órgano electoral, específicamente en el INE, a la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Electorales y en el propio Instituto Estatal Electoral (IETAM)

El PRI que por más de 80 años hizo lo que le dio la gana en cada época electoral, puso y quitó a cuanto dirigente estatal Panista, y qué decir de las arrabaleras personas que puso en las dirigencias perredistas; qué va, Sergio Guajardo y sus pocos fieles, simplemente desconocen específicamente los resultados a presidente municipal en los municipios de Díaz Ordaz, Reynosa, Río Bravo, Valle Hermoso, Cruillas, Altamira, Tula, Mante, Soto La Marina y Tampico; aunque también sospechan que el voto fue coaccionado en algunos de los nueve Distritos de Tamaulipas.

Sí, el PAN de los vientos de cambio, les demostró que es más perverso, con un atinado uso del poder, que no se tienta el corazón a la hora de la elección. Pero ahora sí que los blanquiazules se pasaron de listos, le dieron de patadas a un perro amarrado y asoleado, más flaco que una perra de rancho recién parida.

Pero eso no es todo, el priísmo tamaulipeco que por ahora está en el suelo, gracias a la política pública del pasado, pero más aún, por lo sumiso y agachones que fueron los que verdaderamente trabajan -perdón- por institucionales; el caso es que el gran líder priísta igual se quejó de que Gobierno Estatal, usó de manera indiscriminada la entrega de despensas, e insistió sobre la activación indebida de los elementos de seguridad estatal, y subrayó inconsistencias en paquetes electorales en municipios y/o distritos.

Guajardo Maldonado, ha sido señalado por algunos grupos priístas de ser un títere del actual gobierno panista, incluso dicen que finalizó la misión de acabar con el PRI, pero eso no les creo, no es tan bueno, el PRI de Tamaulipas va a surgir, pero por ahora, tiene que sufrir.

davidcastellanost@hotmail.com