‘VASELINA’: 10 ANÉCDOTAS DESCONOCIDAS

Espectáculos
Por: Agencias
Agosto 27, 2018 05:08

Sensacine

La primera escena que Oliva Newton-John y John Travolta filmaron junto fue la del autocinema, de hecho, fue una prueba de cámara que la cantante solicitó para ver si aceptaba el papel de Sandy.

Nadie del elenco tenía edad para estar en la prepa, casi todos estaban entre los veinte y los treinta y tantos. Oliva Newton-John (Sandy) tenía 28 y John Travolta (Danny) 23.

A Jeff Conaway (Kenickie) le gustaba tanto Oliva Newton-John que tartamudeaba cada vez que intentaba hablar con ella. Años después se casó con la hermana de la actriz, Rona Newton-John.

Los chupetones de Rizzo eran reales, Stockard Channing, la actriz que la interpretaba, decía que Jeff Conaway siempre insistía en hacérselos…

La canción Hopelessly Devoted to You no estaba originalmente en la película. Al terminarla los productores decidieron que necesitaban una balada, asi que Olivia Newton-John tuvo que regresar para grabar la escena. La canción fue nominada al Óscar.

John Travolta no quería que al final de su interpretación de Sandy apareciera la caricatura de una salchicha metiéndose a un bollo, pero el director Randal Kleiser no se dejó convencer.

Los pantalones negros de cuero de Olivia Newton-John en la secuencia final eran tan apretados que se le rompió el cierre y tuvieron que cosérselos… ir al baño se convirtió en misión imposible

En la obra de teatro es Kenickie (Jeff Conaway) quien canta Greased Lightning, ya que el carro pertenece a este personaje, pero Travolta insistió en que su personaje la interpretara. El director, Randal Kleiser, decidió que lo harían sólo si Conaway estaba de acuerdo. El actor se negó al principio, pero terminó por aceptar.

Harry Reems, protagonista de Garganta profunda fue el elegido originalmente para interpretar al Coach, pero tuvo que ser sustituido cuando surgieron las protestas por el pasado porno del actor. Y eso que no había redes sociales…

John Travolta y Olivia Newton-John volvierona reunirse en 2012, cuando el actor la inviró a recrear la escena final de Vaselina y cantar un villancico, para apoyar a una causa benéfica.