RELÁJESEE… INVIERNO MAGISTERIAL

David Ed Castellanos Terán

Twitter: @dect1608

Tuvieron que organizar sus propias autodefensas en contra de los líderes sindicales corruptos que utilizan las plazas para pagar favores políticos y enriquecerse a costa de la venta de las mismas. Decidieron revolucionar las redes sociales como sucedió en la“Primavera Árabe” para derrocar, señalar, evidenciar y ventilar que la reforma educativa que impulsó el ex gobierno federal, fue una modificación laboral que perjudicaba a los maestros. Alzaron la voz e hicieron eco en todo un estado para señalar los vicios, represiones, abusos de autoridad y demás tropelías por parte de las autoridades locales.

Se trata de más de 20 mil profesores dispersos en los 43 municipios de Tamaulipas, los que integran el Movimiento Magisterial, el grupo de contención y autodefensa encargado de confrontar las arbitrariedades de Héctor Escobar, Secretario de Educación en el Estado, y de Rigoberto Guevara Vázquez, Secretario General de la Sección 30 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), quienes en aparente contubernio, tienen sometido bajo represiones económicas como viles extorsionadores a más de cinco mil maestros tamaulipecos, a quienes les deben más de 57 millones de pesos por sueldos no pagados desde el 2016.

Todo fue una perfecta cadena de corrupción, desde que Elba Esther Gordillo, asumió la dirigencia nacional del SNTE, el eslabón perfecto que justificó la mal llamada Reforma Educativa, pero sin importar el histórico de los años, desde principios del sexenio Peñista, para evitar el castigo que pretendían en perjuicio de los maestros, surgió en esta entidad vertiginosa el Movimiento Magisterial de Tamaulipas (MMT), para defenderse de los abusos hacia el área de educación, evitar que su sindicato siga siendo utilizado como botín político, y sobre todo, posicionarse con su más ferviente amor a su profesión, en favor a la dignificación del trabajo docente y en contra de las injusticias que se cometen contra los maestros.

Este seis de enero, los maestros del MMT no le escribieron carta a los Reyes Magos, tampoco habían hecho un escrito al barbón vestido de rojo, no, nada de eso, lo que quieren los maestros de Tamaulipas, es su pago puntual, justo, oportuno y ganado con el sudor de la frente, con base a los conocimientos propios de cada docente; inicia el 2019 y Tamaulipas es foco rojo, la continuidad pacífica del ciclo escolar está sentenciada, fue puesta en riesgo, en cualquier momento puede estallar un paro laboral paulatino, pero en toda la geografía de Tamaulipas, y todo por la culpa de unos cuantos, iniciando por el capricho e incapacidad de Héctor Escobar, así como del mismo desinterés del ciego y sordo, que debería defender a los maestros, me refiero sí, a Rigoberto Guevara Vázquez, líder de la Sección 30 del SNTE, a quien todo indica, le importa poco el padecer de sus agremiados, pues parece estar al servicio y bajo las órdenes del gis que tiene en su poder el Secretario de Educación en Tamaulipas.

Ambos enfrentarán en breve la furia del invierno magisterial, el empleado del estado podría estar siendo notificado de una demanda en su contra; mientras la Comisión Estatal de Derechos Humanos, ya debería atender a los maestros en lugar de aislarse del tema, porque todo llegará en su momento al Congreso del Estado, donde se promoverá un juicio político en contra de Héctor Escobar, titular de Educación.

Mientras tanto, el MMT ya remueve y entreteje desde algunos grupos de WhatsApp e inbox, así como desde los foros en redes sociales, la debacle magisterial de Guevara Vázquez, debido a que no cuentan con su respaldo a pesar de ser agremiados, por lo que están impulsando el surgimiento de nuevos cuadros en las distintas delegaciones sindicales para renovar próximamente el Comité Seccional, confiados en lo que prometió el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, y el compromiso del nuevo dirigente Nacional del SNTE, Alfonso Cepeda Salas: “democratizar al gremio”.

Quizá la más subversiva del magisterio tamaulipeco es Reyna Campuzano, maestra frente a grupo de nivel primaria, labora en la zona sur del estado, en la ciudad de Altamira, desde hace más de 10 años, funge como vocera del Movimiento Magisterial de Tamaulipas (MMT), ella se destaca por tener una virtud millenial, con textos suaves y a veces en un tono más revolucionarios e incendiarios, dignos de propinar certeros golpes a la mafia magisterial de Tamaulipas, pero sobre todo, consciente de que en esta plataforma digital se maneja la agenda global de las comunicaciones y la política internacional, ha construido un cerco cibernauta para optimizar al MMT, desde donde se ve con buenos ojos algunos puntos que integraban la reforma educativa, como el ingreso por concurso al servicio docente y la promoción a funciones directivas, pero de ninguna manera están dispuestos a seguir solapando más tropelías de Escobar y Guevara, ni mucho menos permitir la falta de transparencia relacionada a los lugares para asignar plazas docentes.

Así es como desde hace algunos meses, Reyna Campuzano, ha venido dejando evidencia en Twitter, no solo de la deuda millonaria de la SET a sus compañeros, sino que en cualquier momento podría estallar la revolución magisterial que perjudicaría sobre todo al estudiantado local, esto, si Escobar y compañía siguen maltratado y atacando a través de los recursos económicos a los más de cinco mil maestros, profesionistas, que incluso junto a sus respectivas familias ya se han declarado en bancarrota.

Este caso y el de los “teacher”, los otros fierros calientes del Tamaulipas ya incendiado…

davidcastellanost@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here