MARCAPASOS… BREVES RELATOS DE CRITICOS “BALINES”, Y OPORTUNISTAS

Por: René MARTINEZ DAVILA.

UNO.- FAUSTO ALZATI ARAIZA,- Egresado de muchas instituciones de alto nivel, todas negaron su pertenencia en ellas como alumno, su fementido nivel académico de Licenciado, “Master” y Doctorado, “Suma Cum Laude”, o sea,” de laureado expertólogo en todo, nuevamente reaparece, como “Consejero Honoris Causa” del Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador y, a bombo y platillo le lanza el importante consejo para que no caiga en errores imperdonables.

Y PARA ABRIR BOCA.LE DICE, PALABRAS MÁS, PALABRAS MENOS, “Andrés Manuel, no debes ocupar la oficina que tienes en el Patio de Honor del Palacio Nacional, no es la que corresponde a tu alta investidura, el Secretario de Hacienda, por ningún motivo debe ocupar el Despacho que por décadas, han ocupado los presidentes del País, el Despacho Presidencial, está en la esquina.

Este pobre hombre está convencido que la oficina es la que cuenta, no quien la ocupa, tal vez por eso, no pudo calentar el asiento de las oficinas que ocupó en otros tiempos y de igual forma los cargos no los pudo desempeñar porque fue destituido,

Carlos Salinas de Gortari lo corrió del CONACY, Ernesto Zedillo Ponce de León, lo corrió de la Secretaría de Educación Pública, con Vicente Fox y con Felipe Calderón, le tocaron cargos de bajo perfil y con Peña Nieto lo corrió de Televisión Educativa, no duró ni un año, cuentan algunos que lo conocen muy bien que es todo un creativo para inventar historias de sus efímeros éxitos.

En esta reaparición como consejero honoris causa, sus aspiraciones son de llegar a ser enlace entre las personas que van a ver a López Obrador y el nombramiento al que aspira es el convertirse en el UJIER MAYOR del Gobierno Federal o de cualquier nómina federal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here