RELÁJESEE… ¿DE DÓNDE VINO EL “METEORITO” DE CHAPAPOTE?

David Ed Castellanos Terán
Twitter: @dect1608

Venezuela es una potencia mundial en la industria petrolera, en sus aguas territoriales tienen riquísimos yacimientos de oro negro, en tierra firme ni se diga; pero México no canta mal las rancheras ¡sí señor!

En el último cuatrimestre de 2018, en el país sudamericano se registró uno de los derrames de crudo más desagradables en la historia de aquella nación, 11 mil barriles de petróleo fueron al río Guarapiche y cerca de las costas del Golfo de Paria; pero eso no lo es todo, en 2012 habrían sufrido una fuga de 100 mil barriles de crudo en la misma región de agua dulce, sin embargo, allá como en México, la falta de información oficial no permite analizar con precisión el impacto en la biodiversidad.

En el mes de abril de 2010, la plataforma petrolífera Deepwater Horizon, de la compañía BP, explotó en aguas del Golfo de México, desafortunadamente al menos 11 personas murieron; según datos oficiales 780 millones de litros de crudo se desperdigaron en aguas territoriales nacionales e internacionales. Después de unos meses y años, nadie sabe, nadie supo, si en verdad algunos milloncitos de petróleo crudo puedan seguir en el sedimento del mar, causando graves afectaciones a la vida marina.

Y es que últimamente frente a las costas de Tamaulipas, exactamente en la Playa de Miramar, casi, casi en el mero centro del Golfo de México, han ocurrido situaciones anormales; el domingo se registró un impresionante hallazgo, el mar trajo con su poderoso oleaje una enorme roca de aproximadamente siete metros de largo por casi dos de ancho, se trata de la misteriosa súper piedra de chapo que encalló a unos 200 metros de la escollera. La gran cantidad de petróleo intemperado, es una incógnita, tanto para Pemex, PROFEPA, SEMARNAT, SEMAR, Protección Civil de Madero, y cuanta autoridad y dependencia gubernamental; es algo así lo que para Jaime Maussan un Objeto Volador No Identificado (OVNI).

No estoy bromeando, lo peor es que nadie sabe, no hay explicaciones de cómo fue que esta gran cantidad de material bituminoso llegó a las costas tamaulipecas en el Golfo de México, si el petróleo pesado lleva años para poderse intemperizar -ponerse duro, joder-.

Según expertos relacionados en la industria petrolífera consultados, refieren que existe una amplia posibilidad de que esta roca venga de otras latitudes lejanas a México debido a la gran cantidad de petróleo, aunque no descartan haya sido arrojada por un buquetanque exportador de crudo pesado abastecido en la Terminal Marítima Madero de Petróleos Mexicanos, situada en el rio Pánuco, que desemboca en el Golfo de México, sin embargo, arrojar una piedra de siete metros, es casi imposible.

Quizás esa base extraterrestre de la que tanto hablan ubicada frente a las costas del sur de Tamaulipas, cambió de sede y por eso estos extraños, sorprendentes e inexplicables hallazgos de crudo pesado “meteorizado” que parecen venir de otro mundo; por lo pronto el alcalde de Ciudad Madero, Adrián Oseguera Kernion, puede utilizar estas súper piedras para bachear una que otra calle mientras encuentra algún culpable.

davidcastellanost@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here