RELÁJESEE… UNO MÁS DE LA GUERRA

David Ed Castellanos Terán
Twitter: @dect1608

La guerra entre las guerras desatadas en México, es la que se vivió durante la última semana en la ciudad de Nuevo Laredo en Tamaulipas, un estado del noreste que colinda con el muro fronterizo de Donald Trump.

Balas, coches incendiados, bloqueos y ataques estratégicos de los pistoleros contra policías locales, en el centro de una población fronteriza que ve pasar por sus cruces aduanales poco menos del 50 por ciento del comercio exterior que ingresa a México, han hecho que la clase política mexicana llame a los cárteles de la droga, terroristas en activo dentro de una guerra de baja intensidad que pronto irá siendo considerada como un asunto global transfronterizo a enfrentar arma con arma, con menos abrazos y más balazos.

No es que al mexicano le guste vivir entre las balas, pero hay sociedades, comunidades enteras muy empáticas con ideología narco, dispuestos a la confrontación con soldados, marinos y policías para hacer más prolongado el poder de los narcotraficantes que llevan más de una década burlándose del Gobierno de México.

Esta guerra entre las guerras, desatada la última semana en Nuevo Laredo, causó la muerte del policía Alex Agustín, integrante de la denominada “Fuerza Tamaulipas”, el gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca, lo informó a través de su cuenta de Twitter.

«Mis condolencias a la familia del policía estatal que falleció a causa de las heridas que sufrió en un enfrentamiento contra civiles armados en #NLD. Nuestro reconocimiento y respaldo a los policías que a diario arriesgan sus vidas para proteger a las familias».

Cabeza de Vaca, lo escribió la noche del sábado 23, Alex Agustín, habría sido agredido cuando patrullaba el pasado 19 de noviembre la ciudad fronteriza más difícil de México. Este domingo la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, le rindió un reconocimiento por haber servido con honor, lealtad y sacrificio.

Durante la ceremonia se reconoció también a los policías estatales que han caído en el cumplimiento del deber y a la contribución que hacen todos los elementos de esa corporación para restablecer la paz, la seguridad, el orden y el Estado de Derecho en Tamaulipas; la SSP no emite datos precisos de los elementos asesinados por situaciones de riesgo derivadas por la delincuencia organizada, sin embargo, conforme avanzan en la formación total de la Corporación hasta llegar a los siete mil efectivos, estos son cada vez más jóvenes.

En el caso preciso de Alex Agustín, tenía 22 años de edad y formaba parte de la Policía Estatal desde marzo de 2018. Actualmente se encontraba comisionado a labores de seguridad y vigilancia en el agrupamiento de la Policía Especial en la Delegación Regional Nuevo Laredo.

Mientras algunos ciudadanos fortalecen a los cárteles de México, los actores políticos nacionales y de Estados Unidos, hablan de narcoterrorismo, en la Policía Estatal nuevamente están de luto, otra vez de registró la pérdida de un elemento de la corporación y esa profunda tristeza volvió a invadirlos.

Durante la despedida de cuerpo presente, se hizo el pase de lista y el toque de silencio, donde los compañeros de la corporación reconocieron su entrega, valor y sacrificio al policía caído en su servicio a Tamaulipas. Que en paz descanse Alex y los otros policías.

A todo esto trascendió que durante esta semana del 25 de noviembre, precisamente los elementos de la Policía Estatal entrarán en paro de labores porque no les pagan viáticos, incluso es una falla administrativa recurrente.

davidcastellanost@hotmail.com
@dect1608

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here