A CAPELLA… DISPARATES LEGISLATIVOS

Miguel González de la Viña

Como un disparate se puede calificar la idea de cobrar la recolección de basura en Tamaulipas, con el pretexto de que la austeridad republicana tiene quebrados a los Gobiernos Municipales, ese cuento ni quién se los crea cuando los Alcaldes siguen gastando el erario como si no hubiera mañana, pero ahora resulta que el pueblo tiene que pagar los platos rotos.

En buen momento saltó a la palestra el Gobernador de Tamaulipas, FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA, para poner orden en el poder legislativo y advertirles a los diputados que no aprueben el incremento del predial y los nuevos impuestos que pegan directamente en el bolsillo de las familias tamaulipecas.

Así que por lo pronto mi CHUCHO NADER en Tampico y sus homólogos de Matamoros y Tula, así como la doctora MAKI ORTIZ en Reynosa, deberán buscar un mejor pretexto para crecer las arcas municipales pues los incrementos que planearon en las tablas catastrales no les serán aprobados, ya lo confirmó el líder del Congreso GERARDO PEÑA FLORES.

Ahora los jefes de los Ayuntamientos y sus tesoreros deberán ser más creativos a la hora de ejercer el presupuesto, pues ya vieron que «clavarle el diente» al contribuyente no será la solución para tener más dinero, así que deberán empezar por bajarse ellos su compensación y bajarle a la serie de «lujos» que les permite el poder como comer, viajar e incluso beber con costo al presupuesto municipal.

En otro orden de ideas, vaya problema que están pasando en los hospitales de la entidad al ser retirados un sinfín de aparatos y maquinaria hospitalaria porque vencieron los contratos de arrendamiento que sostenía la Secretaría de Salud con particulares, así que si usted tiene un mínimo malestar que requiera desde la intervención de una muela, hasta una radiografía o eco, mejor se espera que vuelvan a hacer licitaciones y contratos el próximo año.

Es el cuento de nunca acabar en los hospitales del sector público, que lástima que nuestros gobernantes se atiendan siempre en clínicas privadas y no puedan palpar la realidad de lo que viven las familias mexicanas siempre que tienen una urgencia médica y que además de malos tratos reciben noticias de que no hay medicamentos, no hay personal y ahora ni indumentaria médica.

ENTRETELONES

+++ Las fiestas decembrinas tienen un sabor amargo para los burócratas, la tradición mexicana de las posadas llegó a su fin ante la embestida gringa de los que viven en McAllen.

+++ Las campanas al vuelo echemos todos a volar, los policías de Tamaulipas ya saben hablar inglés, ahora hay que enseñarlos a hablar el español.

Correo: megdelavina@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here