Elba Esther a escondidas

En el ocaso del sexenio priísta de Enrique Peña Nieto, la maestra Elba Esther Gordillo Morales y sus fieles integraron la asociación Redes Sociales Progresistas. Ya declarado victorioso el movimiento “Juntos Haremos Historia”, del ahora presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, la mujer más poderosa de la política quedó en libertad, y la próxima semana estaría llegando al mínimo de afiliados para buscar el registro de su partido ante el Instituto Nacional Electoral (INE).

La ex líder en papel del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), pero viva lidereza y guía de los maestros en México, logró más de 10 mil nuevos afiliados en las asambleas estatales celebradas este fin de semana en Tamaulipas, Colima y Campeche, “fue todo un éxito”, dijeron los asistentes a la Unidad Deportiva de Ciudad Madero en Tamaulipas, donde se les dio acceso libre y todas las comodidades para la celebración del mitin político sin Elba Esther, quien se dedicó a hacer amarres en privado con liderazgos de Tamaulipas, norte de Veracruz, Hidalgo y San Luis Potosí en el Hotel Posada de Tampico.

Elba Esther, en el iniciante peñanietismo, fue encarcelada por supuesto lavado de dinero y delincuencia organizada, sus cuentas fueron congeladas, pero no encontraron las pruebas suficientes para dejarla en prisión el resto de su vida.

Quizás la maestra sea la mujer más controvertida de la política mexicana, pero este fin de semana en la costa de Tamaulipas, se dejó sentir como la sindicalista más poderosa de México, con ánimo y fuerza para hacer alianzas y amares con quien sea necesario para regresar al poder; el poder de sentarse a la mesa de los que mandan sin que la sigan viendo como la corrupta de México.

La estatura y pensamiento ideológico de la RSP, por ahora presidida a nivel nacional por Fernando González Sánchez, es de completo respaldo a lo que se hace bien por los actuales gobiernos, y por eso mismo, reconoció el trabajo del mandatario panista de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, de quien habló como si le hubiera patrocinado el viaje por esta entidad.

“Mire creo yo que tiene un gran liderazgo el gobernador Cabeza de Vaca, es un miembro prominente de un partido importante, de un partido que ha mostrado solidez ideológica, que ha gobernado bien el país; yo creo que hay que trabajar fuerte en ese esquema para respaldar lo bueno que se haga y criticar lo que no nos parezca. No es cariño al gobernador, es el reconocimiento por los hombres que trabajan por el bien de su propia tierra. La mezquindad en política no es una buena señal”, remató el enviado de Elba Esther.

La maestra, líder, guía, luz e ímpetu de los maestros le tuvo miedo a los micrófonos y cámaras televisivas de Tamaulipas, eligió andar a escondidas de los medios de comunicación y así, como quiera movió multitudes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here