RELÁJESEE… EXAGERACIÓN DE LAS MUJERES

David Ed Castellanos Terán

Twitter: @dect1608

¿Que la mirada incomoda?, ¿que las mujeres están exagerando? quizá usted esté bastante equivocado; claro que la mirada llega a causar incomodidad. Cuántos no hemos reaccionado a la mirada, incluso de una persona del mismo sexo, porque se nos quedan viendo. Está bien, le daré por su lado, están exagerando las mujeres porque los hombres primero nos pasamos de listos con la propia mirada.

Al hombre no le ha sido suficiente con admirar la belleza física de la mujer cuando se la encuentra por la calle, oficina o transporte público; se ha caído en la exageración de seguirla con la mirada hasta incomodarla. NO digas que no, si entre los hombres a veces se dice: “ya déjala, no seas perro”… y eso por ser cuidadoso con lo que aquí se escribe. Formas de recriminar entre amigos ese acoso las hay distintas y algunas más graves.

Este 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer, ellas salieron a tomar las calles de México y del mundo; las manifestaciones fueron más numerosas en algunos puntos de la República Mexicana, en ciudades como Tampico, Tamaulipas, fueron unas mil las que participaron -muchas para una región en donde marchan 20 o menos-. El activismo fue comparado con la manifestación de hartazgo contra la violencia en pleno ajuste de cuentas del Cártel del Golfo en mayo de 2014.

Había mujeres de todas las edades, clases sociales y hasta con capacidades motrices limitadas; pero eso no fue impedimento para alzar la voz y comenzar a liberar el enojo contenido por muchas generaciones. En México hemos pasado del estudio obligado por los padres, el casamiento a conveniencia de la familia, al feminicidio y acoso en todas sus modalidades.

En la marcha efectuada en Tampico, una ciudad del norteño estado de Tamaulipas, nos encontramos con una pequeña niña que en su rostro expresaba tranquilidad; estaba acompañada de su mamá, una maestra de preparatoria que en su trayecto como profesional se ha encontrado con alumnos que siguen los pasos de sus padres acosadores y agresores de maestros. Una mujer que ha sido víctima de una mirada acosadora, un comportamiento del hombre que llega a generar asco y miedo.

También participaron profesionistas de la salud mental como la psiquiatra Silvia Delia, con más de 30 años de experiencia. Ella trabaja en Tampico, pero vive en Ciudad Madero, municipio conurbado del sur de Tamaulipas. Nació en Chihuahua, hija de una mujer chihuahuense y de padre neolonés. Doña Silvia, casada con un tampiqueño estaba acompañada por su familia política, y hermanas, disfrutaban de una manera muy especial un movimiento que rompió paradigmas locales, generó energía positiva y una emoción que hace creer los hombres del mañana serán más pacíficos y amorosos con las mujeres.

Hoy las mujeres se reunieron por una causa en común, fue un activismo lleno de ilusión donde las mujeres de todas las edades estuvieron dispuestas a manifestarse en pro de la unión femenina. La psiquiatra reconoció que el silencio fue un sello machista que marcó generaciones, y que sigue marcando y arrebatando la vida a la mujer. “Aquí todavía vemos que las mujeres tienen miedo de salir a manifestarse”, dijo la Dra. Silvia Delia, quien no duda en recriminar un machismo que prevalece en la cultura del mexicano en todos los niveles.

Sin miedo, hablando lo que ha sucedido y saliendo a las calles como hoy, es la única manera de solucionar esta situación que antes le tapó la boca a la mujer, pero con presencia y manifestaciones tarde o temprano nos hará cambiar.

davidcastellanost@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here