MAREMÁGNUM… CONAVID 19: ERRORE

Mario Vargas Suárez

Lamentablemente son muchos los errores que se han cometido en esta pandemia que está afectando enormemente la estabilidad familiar, social y económica de las naciones.

Los expertos de salud en el mundo han considerado que son muchos y muy variados los errores médicos, de las autoridades sanitarias y hasta de los mismos ciudadanos y van desde presiones políticas, económicas, de negligencia o ignorancia sanitaria, pero también de desobediencia popular.

Estos hechos se han dado en los Estados Unidos, China, Italia, Corea, España, Francia y otros países, cuando leemos que pese a las recomendaciones constantemente se viola el principio de cuarentena y en su caso, la distancia social, o los tratamientos médicos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha hecho recomendaciones, lo mismo los expertos en salud y los gobiernos de todo el mundo, pero lo más común es que la gente ignora los consejos-advertencias del gobierno.

Hay imágenes en las que los ciudadanos aparecen tomando o comiendo en restaurantes o cafeterías, también dando paseos en grupos humanos durante el fin de semana.

No han sido pocos los gobiernos que exigió a los ciudadanos presentar un justificante que indique la necesidad de estar en la calle y no han faltado las autoridades que impongan una multa para cualquiera que salga de sus hogares sin permiso y en este sentido, por ejemplo Nueva York, Boston y Nueva Orleans, oportunamente cancelaron o pospusieron las celebraciones del Día de San Patricio, aunque hubo reuniones improvisadas durante el fin de semana del 14 al 15 de marzo.

En el norte de Italia, por desgracia se filtraron los planes del gobierno para poner en cuarentena a 16 millones de personas desde el 8 de marzo, pero “…la fuga de información provocó que miles ‘huyeran’ antes de que se tomaran las medidas, causando el efecto contrario de lo que el decreto está tratando de conseguir», afirmó Roberto Burioni, profesor de microbiología y virología en la Universidad Vita-Salute San Raffaele de Milán.

Un contratista coreano, el padre e hija de Missouri, un trabajador del hospital en New Hampshire, y muchos más casos de Texas, han sido pacientes que debieron ser encamados, pero por desgracia, los mismos centros hospitalarios minimizaron el problema, los dejaron ir a sus casas y se convirtieron en focos de infección.

Para terminar con el cuadro, trascendió que algunos kits de prueba de coronavirus no funcionaban, son equipos defectuosos, al grado que las autoridades de salud en Gringolandia admitieron que algunos kits enviados a laboratorios de todo el país no funcionaban correctamente, según publicó The New York Times.

El problema para los mexicanos no solo es el COVID 19, sino la resistencia del gobierno federal, entiéndase el presidente Manuel López, cuando exhibe la “fuerza moral” que le reconoció la voz médica del sexenio de la 4T, Dr. Hugo López Gatell Ramírez, que ha dado por resultado la desobediencia a las recomendaciones de la OMS.

Los gobiernos locales del noreste de la república -Cohahuila, Neuvo León y Tamaulipas- han emprendido acciones conjuntas que rebasan en mucho las acciones del gobierno federal, como la asignación presupuestal a medicamentos e insumos para atender la pandemia.

La adecuación de centros hospitalarios y personal médico que atenderán exclusivamente a pacientes infectados con el CONAVID 19 y no solo en las capitales de los tres estados norteños.

Contradictoriamente a la sugerencia presidencial del tabasqueño para que los mexicanos salgan a comer, disfrutar de la ciudad, caminar en familia por parques y jardines, los titulares del ejecutivo de Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila, invitan a las familias para que permanezcan en sus hogares e incluso ordenaron el cierre de lugares públicos.

Una de las conclusiones es que los problemas del COVID 19 en México están partiendo del mismo Palacio Nacional, en la Plaza de la Constitución… lamentablemente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here