RELÁJESEE… USURPACIÓN DE IDENTIDAD

David Ed Castellanos Terán
Twitter: @dect1608

Al tiempo que el Decreto por el que se establecen las medidas de austeridad que deberán observar las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, bajo los tres mandamientos del presidente Andrés Manuel López Obrador, “no mentir, no robar, y no traicionar”; que incluyen la cancelación de 10 subsecretarías, sin embargo, dicta la continuidad de los tan polémicos programas sociales y la construcción de la Refinería “Dos Bocas”, el Tren Maya, y permite la apertura del Espacio Cultural de Los Pinos y Bosque de Chapultepec. El Covid-19 ya metió quinta velocidad sin importarle que los mexicanos a penas estamos en tercera.

Entonces, mientras los enemigos neoliberales atacan al presidente por sus acciones y su Decreto, claro, nunca estarán de acuerdo con él, y por supuesto que un Comandante Supremo jamás podrá tener a todos contentos. En Tamaulipas el estado vecino de Texas, Estados Unidos, un nuevo escándalo pone en tela de juicio el proceder de quienes representan la Cuarta Transformación; pero sobre todo dejan de manifiesto que los mandamientos de Dios, y de López Obrador se los pasaron por debajo de los… tinglados.

Resulta que José Ramón Gómez Leal, delegado federal en Tamaulipas, y representante político del presidente mexicano, fue acusado ante la Fiscalía General de la República (FGR), donde se levantó la denuncia contra quien resulte responsable por el delito de usurpación y robo de identida a una ex colaboradora de la Secretaría de Bienestar Social (SEBIEN) dada de baja sin motivo alguno el pasado mes de abril de 2019, y a quien por cierto nunca dieron de baja del sistema y siguieron cobrando su salario durante 12 meses, hasta que se enteró del robo de identidad; precisamente cuando cumplía recientemente con sus obligaciones fiscales.

La ex funcionaria federal Jackeline “B”, atravesaba por el momento más crónico y caótico del padecimiento oncológico que le detectaron cuando por obra de Dios, a los representantes del Gobierno de México, se les ocurrió la brillante idea de llamarle por teléfono para decirle que ya no tenía más ese empleo, y que debería seguir su tratamiento como pudiera. Jackelin, una de las tantas víctimas de la 4T, argumentó que no inició un alegato por el despido injustificado en 2019 debido a que ella y su familia se concentraron en vencer el cáncer, enfermedad que hoy le dio la oportunidad de enfrentar al tumor más grave y problemático de México: la corrupción.

Jacky, antes de asistir a la FGR, envió un escrito a Gómez Leal, solo para notificarle lo que había sucedido con él al frente de la representación del Gobierno de México en Tamaulipas; cuando de manera inmediata comenzó a recibir llamadas y mensajes relativamente intimidatorios para llegar a un acuerdo e impedirle que llegará hasta la instancia de investigación federal. En ese texto redactó los hechos de todo lo que ha pasado, la corrupción, y el asombro del cómo puede tener gente a su cargo así, con tal deshonestidad y cinismo.

En plena pandemia por Covid-19, México sigue enfrentándose a su mayor mal: la corrupción dentro de la misma Cuarta Transformación.

davidcastellanost@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here