RELÁJESEE… MUCHO QUE PERDER…

David Ed Castellanos Terán
Twitter: @dect1608

Al Covid-19, le vale madre y ya mató a casi 4 mil personas en México. Incluso se metió en la vida de otras 35 mil familias infectando a alguno de sus integrantes, para variar la misteriosa enfermedad venida de la potencia asiática encumbra a los gobernantes de la Ciudad de México, Puebla, Baja California y Veracruz, como los más incompetentes para frenar al virus.

Pero en el estado de Tamaulipas, el Coronavirus también anda haciendo de las suyas, ya alcanzó las 46 defunciones y 828 contagios, resultado de la estrategia de salud estatal y el compromiso ciudadano que entre que sí, y entre que no le hace caso al RBD panista Francisco Javier García Cabeza de Vaca, que sigue de travieso como cuando chamaco, en reuniones con sus homólogos de Nuevo León, Coahuila y Durango; quienes además coinciden ahora en reprocharle al Centro Nacional de Control de Energía (CENACE), la suspensión de forma indefinida de proyectos de energías renovables, generando afectaciones directas por 2 mil millones de dólares a estas entidades del norte de la República.

¡Otra vez!, los gobernadores Cabeza de Vaca, de Tamaulipas; José Rosas Aispuro, de Durango; Miguel Riquelme Solís, de Coahuila; Jaime Rodríguez Calderón, de Nuevo León y Silvano Aureoles Conejo, de Michoacán; se reunieron para dar “seguimiento” a los encargos asignados a sus Secretarios de Salud en plena pandemia del COVID-19, y aunque se dice que se juntan para fortalecer temas de interés común para sus entidades; la grilla que lanzan este grupo de mandatarios llama la atención cada semana pues ni los paran, ni los evidencian por tanto validan sus señalamientos, y peor aún, tampoco los atienden por lo que solo hacen creer a sus comunidades que existe una federación sorda, necia, terca y comodina.

Le digo que en la última reunión celebrada el fin de semana, criticaron el Acuerdo del CENACE, con efecto del pasado 3 de mayo; que a decir de ellos, atenta principalmente a proyectos en fase pre-operativa dentro de la etapa de construcción, es decir, próximos a realizar pruebas para entrada al Sistema Eléctrico Nacional. El enojo es tanto que el tamaulipeco Francisco García Cabeza de Vaca, insistió que los estados más perjudicados, pues son el propio como todos aquellos que tienen esa vocación para generar energías limpias como la solar, en Durango y energías eólicas en Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, considerando que el Gobierno Federal, está frenando proyectos de exigencia mundial, especialmente de una nueva generación que hoy en día pide a gritos que se le baje a la contaminación.

Siendo aun más claros, para Tamaulipas, el acuerdo representa una pérdida de 1 mil 229 millones de dólares de inversión en proyectos eólicos que aportarían 848 MW a la red nacional, y por eso los “rebeldes”, piden a gritos se dé marcha atrás al acuerdo emitido por CENACE pues solamente fortalece la dependencia en generación de energía con los Estados Unidos.

davidcastellanost@hotmail.com
@dect1608

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here