RELÁJESEE… SEGURO DE VIDA, EN ESPECÍFICO Y EN NEGRITAS

David Ed Castellanos Terán
Twitter: @dect1608

El mortífero rival invisible Coronavirus presenta historias tan espeluznantes y extrañas como su aparición e igual de desgarradoras al enterarnos que mató a tres integrantes de una misma familia, sin negarnos a la oportunidad de conocer momentos de humanismo y amor eterno, desde el frente de batalla con el personal vestido de blanco, hasta aquel trailero que llegó casi a rastras con su cuerpo y cerebro concentrados únicamente en inhalar para tener la fuerza suficiente hasta poder entrar al área de Covid, rogar la intubación, hasta morir dos o tres semanas después, eso sí, sin exponer a ningún familiar. El amor de ese hombre fue tan grande por su esposa e hijos que eligió no exponerlos un instante y lejos de llegar a pedir auxilio a sus seres amados prefirió internarse por cuenta propia.

Sí, es el coronavirus, la enfermedad de la modernidad en el momento más desarrollado de la medicina humana que nos tiene vueltos locos con tantas historias, la más reciente para bien es la presentada por la presidenta de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), Sofía Belmar, quien anunció una cobertura solidaria y gratuita al personal de la salud que atiende en primera línea los casos de COVID-19 en el sistema de salud público.

¿Pero y el resto del personal médico del Sistema de Salud Público, que también está en riesgo, aunque no está propiamente en el área Covid-19? Alguien tendrá que explicarlo, pero bien…

La AMIS explicó que dará a 1.6 millones de trabajadores de la salud un seguro de vida que abarca a todos los médicos, residentes, enfermeras, pasantes de enfermería, auxiliares de enfermería, personal profesional y técnico, camilleros, intendentes y afanadores. ¡todos!

Según la AMIS, no pide mucho papeleo, pero sí los exige, sin estos el familiar del fallecido no podrá acceder al seguro de vida: constancia de la entidad pública de salud que establezca que el fallecido trabajaba en la atención de casos de COVID-19, así como el resultado positivo de la prueba y el acta de defunción.

Y aquí es donde la cosa se pone medio transformadora, ¿dónde quedan los ginecólogos o pediatras que igual pueden recibir a un paciente positivo y luego canalizarlo al área Covid?

Ya suficiente con el sufrimiento de perder a un ser querido como para lidiar con la burocracia, por eso bien valdría la pena que alguien tuviera claro las letras chiquitas del “famoso” seguro de vida, por lo que es de celebrarse la suma de voluntades que anunció la Asociación de Agentes de Seguros y Fianzas (AMASFAC), esto según un comunicado emitido por su presidente nacional, el tampiqueño Alejandro Sobera Biótegui, quien expresó su reconocimiento para todos los trabajadores del Sector Salud por su entrega y profesionalismo en estos momentos de crisis sanitaria; pero además, dejó claro que se suman a la noble iniciativa, para orientar a los beneficiarios sobre los pasos a seguir para presentar sus reclamaciones, y dejaron sus datos de contacto: 800 890 9563 o el correo: apoyocovid19@amasfac.org

davidcastellanost@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here