Maremágnum… El exhorto

Mario Vargas Suárez

El Rey del Exhorto (1979) es el título de una película argentina cuya comedia ¿cómica? gira en torno a un abogado viudo que se especializa en divorcios… en Derecho Procesal se entiende como el título de hoy, a la ‘Carta Rogatoria’, es decir, a una solicitud en el marco de un procedimiento judicial.

En otras palabras El Exhorto es un término legal, pero que también se usa como petición formal de un cuerpo legislativo a un autoridad superior, como el caso que hoy nos ocupa, cuando La Comisión de Gobernación del Congreso tamaulipeco dictaminó procedente una Iniciativa de Punto de Acuerdo.

Tamaulipas a través de su Congreso, exhorta a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, ambas dependencias federales, para promover programas de condonación de pagos y con ello se eviten cortes, se suspendan la actualización, y ajuste en los costos de energía eléctrica.

Aunque El Exhorto es solo una petición, me parece que los destinatarios deben considerarlo de importancia, no solo para imagen federal, sino como una acción social para las familias con diferencias en la CFE.

El Exhorto se fundamenta, principalmente, en el golpe a la economía familiar por la aparición del COVID-19, en la vida laboral, ya que existen comercios sin abrir, por lo menos desde el mes de abril, con deudas que se acumulan como rentas, créditos, impuestos, servicios, incluyendo la energía eléctrica, que si se suman a los salarios de empleados, las cuentas se incrementan sustancialmente.

La petición tamaulipeca es para buscar la sensibilización de los altos funcionarios de la CFE y se implementen programas para cancelar o, en su caso, diferir adeudos en los meses subsecuentes y de esa forma auxiliar a las familias mexicanas.

En el mismo tenor, entrará al Pleno Legislativo de Tamaulipas, un nuevo exhorto, pero ahora con desino a la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), con la intención de intensificar la verificación y vigilancia en productos de la Canasta Básica y los de prevención del COVID-19, a fin de garantizar precios justos.

En otras palabras, son dos los exhortos que se están trabajando para establecer un punto de Acuerdo entre los legisladores y en opinión de quien escribe, dudaría hubiera un solo voto en contra o en su caso abstención, puesto que de ninguna forma lastimaría intereses particulares o de partido; de lograrse, beneficiaría a los ciudadanos en forma directa.

Uno de los grandes problemas con la Pandemia 2020, es que con la intención de ganar unos pesos de más, -millones en volumen- las grandes empresas escondieron y subieron los precios de gel antibacterial, alcohol en gel y cubre-bocas principalmente.

Con esta enseñanza, la gente de escasos recursos económicos o despedidas de sus empleos eventuales, utilizaron su creatividad para diseñar y manufacturar cubrebocas, con imágenes de luchadores, nombres de jugadores del deporte que me diga o de equipos de beis o futbol.

En la confección y venta de cubrebocas no faltan los nombres de artistas o grupos musicales de todo tipo de música y de los años que me diga, como los Beatles, The Doors, The Animals hasta los contemporáneos.

Lo malo para muchos ciudadanos, es pensar que el cubrebocas es solo por ‘la moda’ de la pandemia del COVID-19, sin considerar que es en realidad una medida precautoria al contagio y se supone que los expendidos en las farmacias están fabricados higiénicamente con material que pueda realmente defendernos.

No exagero si le comento que hasta algunas mamás y abuelitas que saben tejer con hilo y estambre, con gancho o agujas, tejen cubrebocas que están a la venta y no es extraño que hasta en las ferreterías o tiendas de accesorios de autos, los ofrezcan.

En este sentido las redes sociales han difundido videos donde familias enteras se dedican a fabricar cubrebocas y no es extraño que al cocerse en serie o ponerles algún accesorio, lo hagan al ras de piso, perdiendo toda regla de higiene.

Cierro el espacio recordando que los Exhortos Legislativos, como el caso de hoy, solo son peticiones a tres dependencias federales (CFE, SHyCP, PROFECO) y desde el punto de vista legal, pueden acceder, aunque necesitarán el visto bueno de AMLO y ahí es ‘donde la puerca tuerce el rabo’ diría mi santa abuela.

El pero lastimoso es que ‘Tamaulipas no es de las complacencias’ del Ejecutivo Federal, a diferencia de Tabasco, que antes de cumplir el primer año del gobierno de La Esperanza, sin Exhorto, la CFE condonó una deuda millonaria a los de aquél terruño.

Veremos qué respuesta dan a los tamaulipecos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here