RELÁJESEE… Y LA LUZ BARATA, ¿PARA CUÁNDO?

David Ed Castellanos Terán
Twitter: @dect1608

La única forma que existe para que algún día la energía eléctrica cueste más barata y que nuestros recibos bajen de precio, sería que su producción, distribución y costo de la burocracia por parte de Comisión Federal de Electricidad (CFE), fuera más económico.

Este camino parecía haberse iniciado en la pasada administración federal con Enrique Peña Nieto, y su tan famosa y golpeteada REFORMA ENERGÉTICA; al reconocer que la CFE, al igual que Petróleos Mexicanos (PEMEX), tienen altísimos costos de operación e ineficiencia. Las razones son históricas, entre ellas y en primer lugar está la corrupción –un problema social– de los contratos de operación y suministros; también pesa mucho el costo de la burocracia de esos organismos, donde además de los sueldos actuales se acumulan pensiones y cantidad de prestaciones millonarias negociadas con el sindicato. Basta con ver la fortuna de los líderes sindicales, excesos por encima de lo imaginable, rebanadas de un pastel del que solo caen migajas al pueblo bueno y sabio.

Por eso es que nadie entiende, ¿por qué la emisión de un acuerdo para frenar la generación de energía con renovables?, donde CFE, hace poca o nula inversión en equipos de última generación para que los particulares ofrezcan al precio más bajo energía limpia, energía que está en el viento de Tamaulipas y otros estados de México. Empresas que si bien no son nacionales, son inversión directa y una importante derrama en los procesos para el desarrollo y construcción de los llamados parques de generación eólica, transporte de componentes, materiales de construcción en altos volúmenes y mano de obra directa que emplean cientos sino miles de habitantes de Tamaulipas.

En un plazo marcado al 2024, la generación con renovables en México, alcanzaría el 35% del total de la energía que requiere la industria, el comercio y el consumo doméstico. Hasta hoy nadie sabe de manera pública cuál es el costo de producción de energía eléctrica de CFE, lo que sí sabemos es que la misma Comisión Federal de Electricidad, la compró mediante un proceso de subasta inversa (a la oferta más barata), con un costo superior a los 20 dólares por megawatt hora (tercera subasta eléctrica); para darse una idea, esta misma unidad se carga en algunos recibos en el equivalente a más de 120 dólares (seis veces o más).

Lo único que nos queda por el momento es confiar en el Estado de Derecho, que los jueces y magistrados reviertan de manera definitiva el acuerdo del 15 de mayo emitido por la Secretaría de Energía, haciendo valer un marco legal que además, como han dicho los especialistas en la materia, puede terminar equilibrando una balanza de ineficiencia y contaminación, con alta eficiencia y generación limpia logrando así un recibo de luz más barato en el futuro para todos; beneficiando no solo la economía familiar, sino también la industria y el comercio.

Dejo una pregunta al aire: aun cuando los jueces resuelvan apropiadamente ¿Alcanzará para recuperar la confianza de los inversionistas nacionales y extranjeros en la Cuatroté?

davidcastellanost@hotmail.com
@dect1608

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here