RELÁJESEE… #EcoDerecho

David Ed Castellanos Terán
Twitter: @dect1608

Los impuestos ambientales o leyes verdes, parados en su lógica, y dicho en términos más coloquiales “el que contamina paga” han llegado a México, no solo para proteger al medio ambiente; también como oxígeno salvador de los gobiernos locales, luego de que la política económica del Gobierno de la República no comulga del todo con la mayoría de los gobernadores.

Si bien es cierto que las empresas tóxicas y nocivas para la salud del ser humano y del planeta, que son esenciales para el desarrollo y crecimiento del hombre; igualmente son los principales aceleradores del cambio climático y grandes destructores del planeta. Por eso la invención de los impuestos ambientales, por cierto con grandes ventajas y capacidad recaudatoria.

El economista Carlos Isaí Moreno, de Nex-Analytics, refiere que históricamente el debate se divide, principalmente entre aquellos que opinan que el Estado mexicano debe intervenir en la economía, y entre aquellos que dicen que el mercado se regula por sí mismo. En la realidad ninguno de los dos extremos se da, sino que los gobiernos planean sus políticas económicas tendiendo a una u otra visión, pero nunca se tocan los absolutos.

En esa lógica, la Cuarta Transformación, optó por frenar los proyectos de generación de energías limpias, decisión que es vista como un duro golpe, tanto para la iniciativa privada y en contra de los mexicanos y sus nuevas generaciones; darle prioridad a la generación de energía con combustibles fósiles representa un gran retroceso en materia energética y un gravísimo error medioambiental a nivel mundial.

Ahora bien, si la pandemia por Covid-19, tiene en vilo a la economía mundial, y en el caso de sus estados y municipios, el presidente Andrés Manuel López Obrador, no apuesta mucho a mezclar dinero público con el privado; pues el panorama se pinta muy lúgubre.

Y por eso mismo, el gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, lanzó al Congreso local, la iniciativa de Ley Verde #EcoDerecho para que los tamaulipecos que son la población que más energía aporta a México, sean en verdad beneficiados económicamente para su crecimiento y desarrollo.

El #EcoDerecho impulsado por García Cabeza de Vaca, parado en el dicho “el que contamina que pague”, viene a priorizar proyectos de energías limpias en su entidad y todo México, con esto pretende recaudar alrededor de 3 mil millones de pesos anuales a favor de Tamaulipas; sí, para generar empleos, un sistema de salud más saludable y un bienestar parejo.

Cabeza de Vaca, con el #EcoDerecho, precisamente aprobado en el Congreso local, pese a que fue visto como un acto de politiquería pura del panismo tamaulipeco, supone beneficiará a las familias tamaulipecas que son las que más pagan por servicio de luz en todo México.

A Tamaulipas le va a ir bien con el #EcoDerecho y su respectiva #EcoTasa, pues la Comisión Federal de Electricidad (CFE), y Pemex son las empresas que más contaminan; es más el 90 por ciento de la contaminación en México, viene de ambas paraestatales.

La Reforma Energética de Enrique Peña Nieto, dijo que pagaría menos luz el mexicano, Cabeza de Vaca, precisamente fue el que la promovió, impulsó y cabildeó por el país, ahora la #EcoTasa será según dicen los panistas de Tamaulipas para apoyar a los tamaulipecos con el pago del recibo de luz.

davidcastellanost@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here