MAREMÁGNUM… TAMAULIPAS Y YA!!

Mario Vargas Suárez

Con el título de hoy, pareciera escucho la voz de Don Manuel ‘El Loco’ Valdés, en franca y abierta alusión a su equipo de fútbol de toda la vida, Las Águilas del América.

La verdad es que hoy limito mi comentario a dos importantes noticias propias de Tamaulipas, y por su importancia tienen connotación nacional.

Parto de una nota publicada en la Revista Expansión, donde la periodista Brenda Yánez, señala que el ISSSTE Reynosa existe sobresaturación hospitalaria por el número de pacientes contagiados de COVID-19, según parte oficial del mismo Gobierno del Estado.

Dice la periodista que el gobernador Francisco J. García Cabeza de Vaca, sigue apoyando a los pacientes del ISSSTE, contagiados de COVID-19, remitiéndolos a hospitales del gobierno del estado.

Comenta la periodista que, además, se envió equipo médico al Hospital General Regional IMSS 270, en la misma ciudad fronteriza, con la intención de fortalecer la atención a pacientes de esta enfermedad.

El gobernador García Cabeza de Vaca, envió 35 Monitores de Signos Vitales, de los cuales 17 provienen del Hospital General de Reynosa y 18 del Hospital Materno Infantil que opera en esa misma ciudad fronteriza.

Adicional fueron 37 camas hospitalarias, de las cuales 12 provienen del Hospital Naval de La Pesca, 8 del Hospital de Cd Miguel Alemán, 10 del Hospital General de Valle Hermoso y 7 del Hospital Integral de Abasolo.

Es claro que la administración tamaulipeca, en esto del COVID-19, está brindando un fuerte apoyo a la institución federal, porque además se anunció que se tomarán el 100% de las pruebas de PCR a pacientes de todos los hospitales del IMSS Tamaulipas y ya se construyeron 18 Módulos de Detección COVID-19 en hospitales del Sistema Estatal de Salud, pero también del IMSS e ISSSTE.

La razón de esta coordinación de salud entre ambos gobiernos es por el beneficio directo a los tamaulipecos contagiados en la Pandemia, porque el gobernador Cabeza de Vaca tiene la convicción de que sus coterráneos salgan lo mejor librados de este mal mundial.

Las estadísticas tamaulipecas al 7 de julio (14:12 hrs) señalan 7 mil 266 casos confirmados, 448 fallecidos y 3 mil 699 recuperados. Mientras en el país, en las 32 entidades se cuentan 261 mil 750 mexicanos contagiados, 4 mil 902 muertos y 159,657 recuperados.

En un cambio de tema, muy radical, le comento que pese a lo escandaloso de la noticia, pareciera que el tema es muy cerrado y poco se aborda o de plano da pena ajena por lo ‘sinvergüenzas’ de algunos exfuncionarios del Poder Ejecutivo Estatal… en otra época.

Trascendió que en el Salón Independencia de la sede del gobierno tamaulipeco, La Unidad de Inteligencia Financiera Tamaulipas, de la SHyCP, reveló que 52 empresas fantasmas en la administración de Egidio Torre Cantú, desviaron 576 millones 380 mil 671 pesos.

Los sabios de los números calculan que fueron cerca a los 10 mil millones de pesos los que se embolsaron, aunque solo a Tamaulipas nos afectaron con 2 mil millones… lo que se traduce fueron 8 mil millones de pesos los que le birlaron a la federación.

Raúl Ramíerez Castañeda, responsable federal del organismo investigador en el estado, informó que en el fraude están identificados varios exfuncionarios del sexenio

pasado, como el subsecretario de egresos, el titular de la Secretaría de Finanzas y hasta se habla de un connotado Notario Público.

La investigación inició en el 2018 y en mayo de ese mismo año surgieron las primeras órdenes de aprensión. Durante los últimos 14 meses fueron 14 los detenidos y la policía tiene en su poder otras órdenes de aprensión pendientes.

Quizá aquellos que echaron su barba a remojar, es porque se descubrió que hubo movimientos financieros más allá del gobierno tamaulipeco, pues se involucra a ayuntamientos locales, pero también de entidades vecinas, además de gobiernos de otros estados en un lapso del 2012 al 2016.

La unidad de Inteligencia Financiera hace investigaciones para verificar si alguna de las empresas involucradas, permanece en el padrón actual de proveedores del Gobierno de Tamaulipas y para sorpresa, si han encontrado.

La verificación es muy simple cuando los investigadores certifican que la factura pagada por el gobierno tamaulipeco, contenga los requisitos fiscales regulares. Pasado este primer filtro, supervisan la obra o servicio que ampara el monto de la factura y es ahí donde se han localizado las irregularidades. No hay obra o nunca se dio el servicio.

La Unidad referida, ha identificado en esta administración del gobernador Francisco J. García Cabeza de Vaca, algunas facturas de empresas del pasado, facturas pagadas, por lo que solo falta checar el producto de la compra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here