MAREMÁGNUM… ¿A LA BAJA?

Mario Vargas Suárez

Uno de los problemas graves en el mundo es la comunicación. No se sabe si creer o no lo que llega a las pantallas portátiles de los Smartphone o teléfonos celulares vía internet, la televisión, el impreso o la radio.

El mayor cuidado debiera ser para los políticos de hoy, porque la rapidez con la que se difunde una noticia -falsa o cierta-, puede ser muy perjudicial para la imagen pública que se pretende, ya que muchos solo se quedan con la versión inicial, no se toman la molestia de verificarla.

En Tamaulipas desde mediados de la semana pasada, corrió la versión de que un alto funcionario de la educación en los últimos tres sexenios tricolores -parece que los azules le aprovecharon como asesor en esta área-, fue víctima del COVID-19 junto con su esposa.

En este sentido no han faltado los ociosos que buscan fotos de archivo para anunciar su muerte por esta enfermedad y por lo menos hasta en tres ocasiones he leído en Facebook y por WhatsApp esta falsa noticia.

En este México nuestro, el problema de la comunicación de esta época está lastimando la imagen tan alta que hizo con su simpatía el Dr. Hugo López Gattel Ramírez, titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, que hasta hubo enamoradas solicitantes de embarazo por el galeno.

No lo último, pero si el más reciente circula un video donde textual declara “El problema del COVID-19 no es del presidente o mío… es de ustedes -dirigiéndose a los mexicanos-…” La grabación, entiendo está manipulada porque se corta precisamente donde se quiere: ‘es de ustedes’, dando lugar a que el mensaje quede dirigido a la población y que él mismo y el presidente no tienen problema.

Desde luego que la edición quedó como querían que quedara, aunque el gobierno federal debe tener asesores que indiquen al epidemiólogo y profesor, de los riesgos que tiene el mensaje si no es correctamente ¡hasta leído!

Organizaciones como Signos Vitales A.C., busca recolectar información sobre nuestra vida económica, política y sociocultural; elabora reportes del estado que guarda el país; alerta de problemas inminentes y divulga resultados nacionales e internacionales; muestra la dirección que México está tomando, y alerta en asuntos relevantes como la viabilidad del país, armonía social, prosperidad para todos, respeto a los derechos humanos, democracia y libertad pudieran correr peligro, según su página en Internet.

En esto de la Pandemia del COVID-19, Signos Vitales A.C. afirma que “La respuesta del gobierno federal a la pandemia de COVID-19 fue tardía y deficiente… hubo un rechazo a recomendaciones y medidas hechas por la sociedad civil y por el sector privado.” Dice el reporte del pasado 9 de julio.

La organización reconoce que la crisis pandémica por el COVID-19 de ninguna manera es responsabilidad del gobierno mexicano, aunque la respuesta tardía sí lo es, además. “Las medidas que éste ha tomado no son acordes con los retos originados por la pandemia”, asegura el reporte que también hace una evaluación del impacto sanitario y económico que atraviesa México debido a la epidemia.

Una de las críticas más severas se encaminan a la minimización de la pandemia por el gobierno federal, cuando el presidente Andrés López tardó veinte días para conformar tan solo la primera sesión del Consejo de Salubridad General.

La pandemia nos ha pegado y fuerte, lo mismo en la salud que en la economía y en el estado anímico psicológico, como a todo el mundo… pero al que le duele… se soba como puede.

Según el gobierno de Tamaulipas, a las 14:02 de este lunes 13 de julio, el reporte es que hay 10 mil 217 tamaulipecos positivos al COVID-19; 13 mil 314 negativos; 3 mil 856 en investigación con 4 mil 940 recuperados con 691 defunciones. Si ponemos atención a los números, en total son 28 mil 026 tamaulipecos entre contagiados, negativos y en estudio.

Para no enredarnos con tanto número, en resumen le comento que solo en la frontera Norte: Nuevo Laredo tiene 990 casos positivos y 85 defunciones; Valle Hermoso 141 contagiados y 8 fallecidos; Reynosa 2 mil 469 y 253 fallecidos; Río Bravo 386 positivos y 38 defunciones; Díaz Ordaz, 11 positivos y 1 defunciones; Matamoros 2 mil 488 y 114 muertes; Victoria 827 positivos y 31 defunciones.

Desconozco de muchos temas, pero llama mi atención que la capacidad de anfiteatros o depósito de cadáveres en la frontera están rebasados, según las noticias de aquella zona, al grado que se están auxiliando con camiones refrigerantes y más, se autorizaron las fosas comunes por el número excesivo de defunciones por COVID-19.

El epidemiólogo distinguido de la 4T, hijo del español, Urólogo egresado del Hospital General de Massachusetts, Francisco López-Gatell Trujillo, pareciera que los métodos estadístico que ha usado no han sido compatibles con la Pandemia que nos azota, pues sus predicciones son muy erradas al grado de que ha llamado ‘amarillistas’ a los comunicadores que reflexionan sus dichos y los comparamos porque no son coincidentes entre sí.

¿Me equivoco?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here