Maremágnum… Leyes y leyecitas

Mario Vargas Suárez

De antemano acepto que el término diminutivo que utilizo en el título de hoy, de ninguna manera es jurídicamente válido, tiene la connotación de que se le mire como una pequeñez pero que impacta a la población, aunque no seamos los directamente involucrados.

Me refiero particularmente con el aviso del Alcalde de Victoria, capital de Tamaulipas, para sancionar con 868 pesos a los ciudadanos que sean sorprendidos circulando en un vehículo automotor entre las 22 y 5 horas; pero además la misma multa se aplica si el conductor omite el uso del cubre boca; es la misma sanción si no respeta el doble no circula.

En otras palabras, si por negligencia, olvido o rebeldía usted anda a las 22:30 hrs., un viernes la placa de su auto termina en 9 y, la patrulla o el convoy lo sorprende manejando sin cubre boca; usted recibiría tres multas, cada una por 868 pesos, es decir: 868+868+868= a 2 mil 604 pesos.

En redes sociales, en programas de radio y televisión locales, con especialistas de distintas áreas y hasta la voz de precandidatos a la sucesión de la presidencia municipal, han denunciado el abuso, la parcialidad de la norma e incluso la falta de acuerdo del Cabildo victorense para la adopción de la medida.

La periodista Gabriela Sustaita publicó que José Luis Liceaga, secretario de Ayuntamiento victorense, rechazo que las multas de 868 pesos sean solo una medida recaudatoria, puesto que el objetivo es concientizar a la población a que debe cuidarse.

Desde luego que es un punto de vista muy particular y de ninguna manera institucional, pero para dejar las cosas “en claro” Sustaita asegura que si el tema no se sometió a la consideración del Cabildo victorense, es porque “…la Ley Estatal de Salud a través de un convenio de colaboración, firmaron, el municipio con la COEPRIS, faculta a las autoridades municipales a ejercer este tipo de acciones… sancionar, como es el caso.”

Asegura el secretario del ayuntamiento “…estamos fungiendo como autoridades auxiliares de la secretaría de Salud y las medidas no son recaudatorias, el objetivo principal es tratar de que la ciudadanía cree esa conciencia de protegernos los unos a los otros”, expreso.

Una de las interrogantes victorenses, se refiere al destino de esas multas, pues el documento dado a conocer omite esta parte, por lo que José Luis Liceaga sostuvo que “…los ingresos que se recauden por el concepto de las infracciones por incumplir las restricciones de movilidad… todo será donado al Sistema DIF Estatal para integrarlo al fondo de Héroes por la Salud.

Sin embargo, los sancionados por la comisión de estas faltas, podrán buscar la anulación de la multa con el trámite correspondiente al Tribunal de Justicia Administrativa Municipal, organismo cuyo personal actuará en apego a la legalidad.

La contraparte, como el Regidor victorense, Horacio Reyna de la Garza, ha señalado en reiteradas ocasiones que las multas que pretende aplicar el Alcalde Xicoténcatl González Uresti, vía la Dirección de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, carecen de sustento legal.

Ya algunos precandidatos a la Silla Grande del edificio del 17 Hidalgo, del mismo Acción Nacional, han abierto sus opiniones que versan en sentido contrario al que señala el Alcalde Panista.

En este tenor podemos citar al oriundo de la colonia Azteca, Arturo Soto Alemán quien hasta proporcionó su número de celular para recibir quejas vía WhatsApp a su número privado: 8341481828.

La también legisladora local, Lic. Pilar Gómez Leal, también del PAN, convocó a la unidad asegurando, como conocedora de las leyes “La medida debe ser fundamentada en la Ley… Al revisar el periódico Oficial, este NO menciona ese tipo de sanciones.”

En la sombrita pareciera que Xico se dejó convencer… Tal vez le dijeron era una orden de muy arriba y no era para cuestionarse, que debía aplicarse y tal vez hasta le advirtieron de la reelección o el apoyo a un candidato… Aclaro, estas son especulaciones, intento justificar de alguna forma este nuevo golpe a la figura del Alcalde.

Son bastas las voces que insisten al exhorto para que los automovilistas que se han visto afectados por este tipo de arbitrariedades, soliciten conveniente y oportunamente la impugnación, la anulación de la multa en el Tribunal Municipal.

¿Se les pasó la mano con esta leyecita?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here