RELÁJESEE… Operación “Lava jato” Región 4

David Ed Castellanos Terán
Twitter: @dect1608

Los tentáculos de corrupción emanados desde las oficinas de la Secretaría de Finanzas del Gobierno de Tamaulipas, a por lo menos 10 entidades de México; obligó se solicitaran al menos 100 órdenes de aprehensión contra ex funcionarios priístas. El cuero tamaulipeco corruptor tiene para mil y un correas, que ya comenzó a la sacar la Unidad de Inteligencia Financiera (UIFE).

Apenas el pasado seis de julio, el titular de UIFE, Raúl Ramírez Castañeda, anunciaba la persecución de una muy bien estructurada banda de presuntos factureros tamaulipecos que operaban desde las oficinas de la Secretaría de Finanzas en la pasada administración; cuando una semana después en la colonia Polanco, de la Ciudad de México, se había capturado al primero de por lo menos “seis” integrantes entre los que se destacan el ex titular de Finanzas, Jorge Silvestre “A”; el ex director de Pagos, Jorge “C” y el ex subsecretario de Egresos, Cristóbal “R”, personaje al que se le agarró en la lujosa área capitalina, también figuran los nombres del ex alcalde de Nuevo Laredo, Carlos “C”, y del Notario Marco Antonio “M”.

No me lo crea, pero tal parece que el Gobierno cabecista de Tamaulipas, va en serio por estos presuntos delincuentes de cuello blanco, y es que Raúl Ramírez Castañeda, jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera y Económica, ha declarado tajantemente que traen pendientes de solicitar 103 órdenes de aprehensión; una de ellas fue la última de Cristóbal “N”, y la otra fue una semana antes, la de Carlos “N”, además de otras contra cuatro proveedores involucrados en la feria facturera que operó durante toda la administración de Egidio Torre Cantú.

Esto es como el Lava Jato, tamaulipeco, sí, algo similar a la operación “lavado de autos” en Brasil que destapó la cloaca de Odebrecht, solo que sorprende en esta versión cueruda tamaulipeca, no figure hasta el momento el nombre de Guillermo Martínez, ex jefe de prensa de Egidio Torre, ambos por cierto muy cercanos al gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón. Memo, en el gabinete de El Bronco, y Egidio en una modesta casa de San Pedro.

Que se ponga a rezar Egidio, así dicen los tricolores aún vigentes, pero reclaman que no se ha mencionado para nada a Manuel Rodríguez Mier y Terán, hermano de Mariana, actual Diputada federal del PRI, quien aseguran fue y ha sido uno de los más beneficiados en el tema, junto con el mismo Cristóbal “R”, ya neutralizado.

Aunque no lo acepten los del Gobierno de los vientos de cambio, trascendió que el jefe o el uno, intentó hacer las paces con el gobierno central pero no le fue posible abrir mesa de diálogo y por eso, descarga mucha de su energía con morenistas en activo que presuntamente se prestaron al servicio del pasado sexenio priísta como los hermanos José Manuel y Agustín Basave, el primero familiar político del ex gobernador tamaulipeco y el segundo muy amigo de Torre Cantú; extraoficialmente ambos involucrados como proveedores en el “Lava jato” cuerudo tamaulipeco.

El fraude dicen que viene del sexenio anterior… y en el presente todo parece involucrar a Morena, y el asuntito ronda en los 12 mi millones de pesos, no solo por el quebranto del erario tamaulipeco, sino por otras operaciones en al menos diez entidades del país.

davidcastellanost@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here