Maremágnum… ¿Desquehacerados?

Mario Vargas Suárez

El título de hoy generalmente se usa para referirse al día que no hay nada que hacer o… sin planes específicos. Aseguran los que saben, o dicen saber, que un sinónimo de desquehacerado es precisamente aburrido.

Hay quienes afirman que una persona, o un grupo de ellas, desquehaceradas, significa que no tiene nada que hacer y, por ende, hacen cosas sin o de nula importancia. Lo importante no es para el desquehacerado importante.

El tema viene a colación porque la publicación nacional UNO TV de este martes 22, difundió la noticia que el Congreso de Tamaulipas aprobó una serie de reformas a la Ley de Protección Animal del estado, con lo que impide que los ciudadanos hagan o pidan ciertas mutilaciones (de manera parcial o completa) en sus mascotas.

Aclaro NO soy anti-ecologista, aprecio a los animales, tengo mascota en casa y estoy en desacuerdo con el mal trato animal. Sin embargo, llama mi atención que los legisladores tamaulipecos, pareciera que esta vez estaban desquehacerados, y dieron vida a una propuesta de por lo menos hace 9 meses.

Llama mi atención porque supongo hay temas más importantes que pudieran incorporarse a la agenda del Congreso de Tamaulipas y de beneficio directo a la comunidad, la que votó por ellos para mejorar las condiciones de vida actual.

Se sabe que, desde principios del presente año, la iniciativa de ley sobre evitar el maltrato animal o mutilaciones en las mascotas fue presentada al Congreso Local, pero es muy posible que ahora que nada tenían que hacer, los legisladores tamaulipecos aprobaron el tipo de conductas prohibidas.

Apenas tengo la capacidad para imaginar los diálogos, discusiones y votaciones legislativas sobre las mutilaciones a los animales por razones estéticas y el enojo llegó a tanto que hasta la clasificaron como agresión física al animal y no dudo que en algunos casos señalaron el riesgo a la salud y la vida.

Infiero las destacadas participaciones de oradores de la legislatura con sendas expresiones retóricas sobre la posibilidad de lastimar los sentidos e instintos naturales de las mascotas, ¡lo que debe sancionarse severamente!

No es imaginación, según la fuente de información, las prohibiciones de la Ley aprobada por los ¿desquehacerados? Legisladores tamaulipecos contra los ciudadanos que ¿maltraten’ a sus mascotas, van desde el corte de la cola, orejas, la sección de las cuerdas vocales; extirpación de uñas y dientes, hasta lo que pudiera interpretarse como acto de crueldad o maltrato animal.

Es cierto que hay ciudadanos de cualquier sexo, que tienen más atenciones en los animales que en los mismos seres humanos, al grado que en redes sociales se inventó el vocablo de ‘perrijos’, simbolizando el cariño hasta exagerado por estos animales, tan es así que no han faltado quien los vista y calce, con las consecuencias lógicas de incomodidad al animal.

Tengo la muy firme convicción de que la chamba de los legisladores es para buscar el bienestar de los ciudadanos a través de normas que permitan una convivencia más sana desde el ángulo psicológico y físico, más productiva, mejor educada, etc.

¿Por qué no pensar en temáticas como alternativas de empleo, seguridad pública, desempleo, subempleo, emigrantes, estímulos empresariales, becas, calidad educativa,

bienestar urbano, atención médica, acciones adicionales contra el COVID-19, etc., etc., etc.?

Este mes de septiembre los Alcaldes de Tamaulipas presentaron su informe anual de labores en sus respectivos municipios… Hay cierto sector de la población que anuncia irregularidades en las finanzas de su localidad… ¿Es cierto? Ahí hay chamba… ¿O no les toca?

Dentro de las noticias nacionales destaca el tema de las mascotas tamaulipecas y de inmediato los lectores traen en la mente las imágenes de los números de contagio y muertes por el coronavirus… los desaparecidos… el problema del agua en Chihuahua y sus repercusiones en Tamaulipas… los baches, la basura y su pésima recolección, los limpia parabrisas -como símbolo del desempleo, la vagancia o drogadicción-

De plano son muchos los temas de los que pudieran ocuparse los de traje y corbata, las de zapatilla y bolsa de marca. Por favor no menosprecien con este tipo de acciones animaloides, la importante encomienda para las que fueron elegidos, ya por el voto popular, ya por el Tomador de decisiones.

“México, creo en ti, como en el vértice de un juramento. Tú hueles a tragedia, tierra mía, y, sin embargo, ríes demasiado. ¿A caso porque sabes que la risa es la envoltura de un dolor callado?”

Fragmento del poema México Creo en Ti, del yucateco Ricardo El Vate López Méndez, (1903-1989) quien se distinguió como poeta, escritor, periodista, locutor y publicista, socio fundador de la Sociedad de Autores y Compositores de México.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here