Por: Aníbal Martínez
Manuel Cavazos Lerma, siendo gobernador de Tamaulipas, viajó hasta un ejido del municipio de Abasolo en busca de una nave extraterrestre que, supuestamente, había aterrizado en una parcela de esa localidad.
El Mercurio, periódico de Ciudad Victoria, había publicado la noticia del descenso de un aparato venido del espacio.
La noticia corrió como reguero de pólvora en toda la comunidad local y municipios circunvecinos y fue tal el impacto que causó esa información, que llamó la atención del ex mandatario tamaulipeco.
Eso provocó la movilización policiaca por lo que, elementos de la Preventiva y Judicial hicieron acto de presencia en el punto donde, supuestamente, había bajado la nave interplanetaria.
Ahí comprobaron que, efectivamente un zacatal estaba quemado y informando la situación a sus superiores mencionado que nadie de los lugareños había prendido fuego
Los campesinos les aseguraron que vieron una bola de fuego en el espacio y que luego escucharon un impacto, produciéndose después el incendio.
Cavazos Lerma, sin informar a nadie, llegó en helicóptero y recorrió el lugar donde, supuestamente, aterrizaron los extraterrestres.
Fue visto por vecinos, quienes después relatarían que el entonces gobernador de Tamaulipas se había mostrado muy interesado por conocer todo lo relacionado del raro suceso y que paso mucho tiempo solo, haciendo una especia de meditación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here