David Ed Castellanos Terán
Twitter: @dect1608

La indisciplina, el libertinaje, la ineficiencia, la corrupción y el olvido de los valores en los mandos civiles y sociedad en general, sacaron de los cuarteles militares a las Fuerzas Armadas de México. Soldados e Infantes de Marina tuvieron que salir a las calles para tratar de resolver los problemas causados por la rampante inseguridad.

La decisión fue tomada sin preparación, orden, ni sustento legal; y a más de 10 años el desmadre sigue.

Últimamente mucho se habla de una supuesta militarización del país, incluso se culpa a los mandos superiores de la SEDENA y SEMAR de convencer al presidente Andrés Manuel López Obrador, para que acelere este proceso que en el contexto global posiciona a México en el lugar 114 de países “militarizados” en el mundo.

Si bien es cierto que la política de la autodenominada Cuarta Transformación, se sostiene en labores antes encomendadas a mandos civiles, hoy bajo custodia y operación de militares como en el rubro de la construcción, Sistema Portuario, servicios financieros y lo más reciente, la Marina Mercante, fuentes consultadas en la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), como en la Marina Armada de México (SEMAR) refieren que es imposible militarizar un país que aporta menos del 1 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB), en sus Fuerzas Armadas.

En la actualidad, el Gobierno de la República aporta en concreto el 0.6 por ciento del PIB a sus Fuerzas Armadas, un presupuesto bastante lejos a las aportaciones que hacen países como Israel, que destina el 6.1% de su Producto Interno Bruto, además de que tanto hombres como mujeres deben servir obligatoriamente entre 2 y 4 años en las Fuerzas Armadas.

Singapur es el segundo país del mundo que más aportaciones de su PIB hace a la defensa, se trata del 3.1 por ciento, y todos los varones deben servir entre 22 y 24 meses.

Esas son naciones militarizadas y continuamente desarrollan habilidades, innovan con aplicaciones en seguridad y fortalecen sus conductas sociales; algo bueno sale de una militarización balanceada.

Aunque los de SEDENA y SEMAR digan que estamos lejos de la militarización, la sociedad ve que el Gobierno Federal, hace como ganso, camina como ganso, y grazna como ganso. Por eso en breve comenzarán las movilizaciones en contra de una presunta violación al Artículo 129 de la Constitución… ¡otra vez!

davidcastellanost@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here