MAREMÁGNUM… LA VISITA

Mario Vargas Suárez

El título de hoy, no puede ser otro, quizá pude haberle cambiado por El Huésped, pero solo si en presidente de la República hubiera dormido en suelo tamaulipeco y esto no fue porque la visita fue muy breve y, hasta en el uso del micrófono López Obrador rompió record, no solo por el tiempo de estancia frente al amplificador de voz, sino los largos silencios estuvieron ausentes o casi no se notaron.

Pero vamos por partes, llamó la atención que a 32º de temperatura y el de Macuspana traía puesta una chamarra, mientras la mayoría de la gente andaba en camisa de manga larga corta, pero no con suéter o chamarra.

Hubo comentarios sobre la prenda de vestir presidencial y no faltaron quienes opinaron sobre el estado de salud del presidente López, pero también se habló que era una chamarra blindada, con eso de la inseguridad en la ciudad fronteriza, el caso es que los noticieros locales y nacionales se dieron vuelo.

En el acto oficial, el primer orador del evento en el fronterizo Nuevo Laredo, fue del reynosense, Francisco García Cabeza de Vaca. Seguramente el Estado Mayor presidencial, si es quién todavía regula la agenda del mandatario, determinó fuera el gober tamaulipeco porque saben de las diferencias y no quisieron fuera el último en hablar.

Francisco García, ante el micrófono oficial del evento, fue muy claro en sus expresiones, sobre todo cuando enfatizó que Tamaulipas no está pidiendo que lleguen los recursos federales al gobierno estatal, sino obras públicas para beneficiar a los tamaulipecos.

Ahora desde tierras norteñas, García Cabeza de Vaca, insistió que Tamaulipas es el segundo estado que más impuestos aporta a la Federación, después de la Ciudad de México, son 275 mil millones de pesos “…sólo estamos pidiendo equidad en la repartición de recursos y lo que por ley y derecho nos corresponde”, dijo el reynosense, quién recordó al presidente que, la Ciudad de México llegó al extremo de interponer una controversia constitucional para que se entregaran más fondos federales, y que, en esa época López Obrador estaba al frente del gobierno de la capital del país.

Otro tema que ha generado serios problemas en la frontera de Tamaulipas y otros estados, es el acuerdo para entregar el agua de las presas de la región a Estados Unidos, por lo que Cabeza de Vaca mencionó que desde el año pasado el distrito de riego más grande del país, el distrito 025, sólo recibió el 46% del agua que le correspondía y por consecuencia los agricultores perdieron 2 mil millones de pesos “que ahora están en cartera vencida”.

El de Reynosa hizo énfasis que debido al agua que les quitaron a las presas de Tamaulipas y del noroeste del país para pagar la deuda a Estados Unidos, ahora otra vez está en riesgo el distrito 025.

“Esas áreas son las más productivas del país, ahí se siembra soya, sorgo y otros cultivos. El que nos hayan quitado el agua de este Distrito 025, afectará a los productores de huevo, de carne y a otro tipo de empresas, lo que afectará hasta la canasta básica”, añadió el Ejecutivo estatal.

“Que no se confundan. Hemos sido prudentes y aparte tenemos que soportar la existencia de funcionarios que confunden la prudencia con la debilidad. No entienden que estamos buscando una salida legal. Pero que no quede la menor duda a nadie,

vamos a luchar por nuestra tierra y nuestra gente”, concluyó Cabeza de Vaca.

Volviendo al título de este espacio, El record también pudo haber sido también buen título, porque parece fue de apenas minutos en la ciudad tamaulipeca y frente al micrófono, y en este sentido hay quienes aseguran fueron dos; otros se fueron hasta cuatro minutos 22 segundos y el tema fue el coronavirus, los contagios, las aglomeraciones y ‘mucha pasión’.

«Se movilizaron mucho aquí en Nuevo Laredo y tenemos que cuidar lo de la pandemia, que no haya contagios. De modo que entre menos tardemos juntos (sic) es por ahora mejor evitar contagios y mantener la sana distancia”, declaró el presidente López, según escribió Juan Alberto Cedillo de la Revista Proceso.

Familiares de víctimas de la violencia de varios lugares del país, campesinos y ganaderos inconformes por el desabasto de agua del Río Bravo y otros inconformes, desde temprano del domingo, hacían guardia en las inmediaciones del Centro Deportivo de Nuevo Laredo, donde se celebró el acto del presidente.

Pero las protestas no fueron solo contra el presidente López, hubo mantas y pancartas donde se leían protestas contra el Ejército Mexicano, la Marina y el Grupo de Operaciones Especiales (GOPES), de la Policía estatal.

No faltaron los mensajes muy directos contra el gobernador tamaulipeco, Francisco García Cabeza de Vaca, a quien calificaron como criminal y a quien abuchearon durante su discurso, donde destacó varios puntos que se han desahogado con gobernadores inconformes a la política limitativa y extremista contra la entidad.

López Obrador hizo mención sobre las “…diferencias públicas que mantenemos con el gobierno estatal, mi administración siempre va a apoyar al pueblo tamaulipeco, y muestra de ello es la entrega de obras que estaban destinadas para personas marginadas.”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here