sinembargo.mx

La Fiscalía General de la República (FGR) abrió una investigación en torno a presuntos gastos ilegales por más de 400 millones de pesos tomados de los recursos del Fondo para el Fortalecimiento Financiero (Fortafin) de Coahuila, durante el Gobierno de Rubén Moreira.

De acuerdo con el diario Reforma, el exsecretario estatal de Finanzas, Ismael Eugenio Ramos Flores, es el principal sospecho del desvío de recursos. También se investiga a Antonio Zerón Puga y Nazario Salvador Iga Torre, director general y director de Adquisiciones, respectivamente.

El periodista Abel Barajas precisó que el Fortafin se creó en 2016 y sustituyó al Programa de Contingencias Económicas, con la finalidad de atender las solicitudes de administraciones estatales y municipales. Un año más tarde, la Auditoría Superior de la Federación (ASF), advirtió que el nuevo órgano carecía de reglas y lineamientos de operación y sus beneficiarios.

Tan sólo en 2016, dicho fondo federal ejerció 62 mil 258 millones de pesos, que representan el 53 por ciento del total del Ramo 23, al que pertenecía.

En 2017, Coahuila recibió mil 396. 6 millones de pesos por medio del Fortafin. De éstos, mil 110 millones estaban previstos para el gasto corriente.

CONGRESO PIDE TRANSPARENTAR RECURSOS

El 24 de enero de 2018, la Comisión Permanente del Congreso de la Unión exhortó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) a transparentar los convenios de transferencia de recursos federales a los estados, con un plazo de 15 días.

El órgano legislativo tomó esta medida para evitar que suceda lo mismo como en el caso de Chihuahua, el cual, reclama 700 millones de pesos del Fondo para el Fortalecimiento Financiero (Fortafin) y 200 millones del Ramo 23 de Provisiones Salariales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here