Mario Vargas Suárez

Pese a la experiencia de los años, sigo asombrándome, día a día, de los hechos y sucesos de esta vida, cuando el presidente Manuel López anuncia que a la titular de la Secretaría de Economía la sustituye y por dar una explicación, la propone ante el Congreso como consejera del Instituto Nacional Electoral (INE).

Los hechos pudieron darse sin necesidad de explicación alguna y a pregunta expresa de la prensa, pudo haber declarado la conclusión de los tiempos, la valía de la funcionaria en ese cargo, la importancia de la renovación de cargos, etc., pero no para que sea propuesta como consejera.

Pero el asombro hasta ahí no para. Las especulaciones de los hombres y mujeres conocedores de la política, pudieron haber sacado conclusiones. Pero no. La seguridad de lo que hace el presidente no deja lugar a dudas, avisa el siguiente movimiento político como para anticipar el siguiente movimiento: El ejecutivo federal va tras la presidencia del INE, es tiempo de renovarla y tiene necesidad de seguir cerrando círculos.

La conducta presidencial en varias ocasiones ha sido apercibida por el Consejero Presidente, Ciro Murayama, cuando Manuel López hizo declaraciones sobre la alianza de la oposición en Baja California, por lo que el INE pidió al Presidente de la República “…se abstenga de realizar expresiones que resulten ilegales al constituir actos de intromisión electoral y de proselitismo en favor o en contra de una fuerza política, en desacato a los principios de imparcialidad y equidad en la contienda”.

Desde luego que tal expresión no fue del agrado del inquilino del Palacio Nacional, aunque el funcionario no hizo nada irregular, pues atendió la recomendación de la Comisión de Quejas y Denuncias del Instituto que preside al atender las inconformidades que PRD y PAN presentaron.

Lamentablemente no es la primera vez que el de tabasco hace expresiones de esta naturaleza, dejando entre ver, sistemáticamente, mensajes que favorecen directamente a gente de su partido, Morena y más en el desarrollo del proceso electoral federal 2020-2021 que pudieran influir de una u otra forma en la elección.

El INE es el responsable directo, según la propia Constitución General de la República, de hacer cumplir en su totalidad el Artículo 41 de la Crta Magna, donde establece que los funcionarios públicos no deben desacatar los principios de imparcialidad y equidad en la contienda.

A propósito de elecciones, en lo que se refiere al terruño querido, Tamaulipas, pareciera que los tiempos de precampañas dieron comienzo y habiendo muchos precandidatos para asumir la titularidad de una candidatura, el golpeteo ya se deja sentir contra los visibles.

En la capital cueruda, los que dicen que saben, afirman con los ojos cerrados que Acción Nacional se inclina por la Alcaldesa Sustituta, Pilar Gómez Leal, sobrina del gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca, en el mismo tenor -sin ser parientes-el Alcalde de Tampico, Jesús Nadder, solo que aseguran no concluirá su periodo de reelección porque brincará a la precandidatura de la Silla Grande del 15 Hidalgo.

Los que más andan metidos en reuniones constantes de análisis son los del partido del presidente, pues pretenden convertirse en fuerza electoral importante, lo malo es que los realmente izquierdistas están luchando en serio con los de la experiencia en estos temas y

que, al ver la caída del PRI, vía Baltazar Hinojosa Ochoa, corrieron al cambio de camiseta tricolor por una de un solo tono.

¿Pero a quién le pegan? Sencillo: al único que tiene la cabeza, por fuerza, afuera: al gobernador. Y mire que los funcionarios que arribaron con él y los vientos de cambio, me aventaron fuera de la chamba donde tenía más de 12 años con contrato, pero no dejo de reconocer que la chamba sucia empezó contra los azules, vía Cabeza de Vaca.

Muy buenos billetes debieron haber invertido en la Revista Proceso quienes ‘revivieron’ artículos y columnas sobre el gobernador, notas que no pasaron de ahí, pero que se han multiplicado en su difusión, que parecieran nuevas.

No afirmo inocencia de nadie, solo que los ideólogos supieron adelantarse con la guerra electoral e insisto, los de Morena tienen un gran problema en la selección de candidatos: los nativos y los arribistas y no está fácil de interpretar el nombre de los candidatos que contendrán en esta nueva lucha electoral que ya empezó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here