David Ed Castellanos Terán
Twitter: @dect1608

La Fundación Teletón, lo volvió a hacer. Pese a la pandemia por Covid-19, logró superar los 374 millones de pesos que había recaudado en 2019, pero esta ocasión como nunca en sus 23 ediciones pasadas superó cualquier expectativa.

Fernando Landeros, sigue siendo uno de los mexicanos con mayor credibilidad, quizás, competiría en aceptación con el presidente de la República en turno; su transparencia en la administración de la fundación Teletón y la manera de dirigirse lejos de lujos y ostentosidades, lo pone al tú por tú con cualquier funcionario de primer orden de la nación.

No en vano, el jefe del ejecutivo federal, anunció que están próximos a firmar un convenio con Teletón para que niños de todo el país puedan recibir los beneficios que brinda la Fundación desde 1997, labor altruista que sería de mayor impacto, si en algún momento se sumara públicamente TV Azteca, por ejemplo.

Pero Teletón, no sólo es Fernando Landeros; es todo un ejército de voluntarios, empresarios y personalidades con presencia en cada rincón de México, aunque haya algunos que difieran con esta dinámica recaudatoria, que logró juntar la cifra de 389 millones 679 mil 601 pesos y contando, en este 2020.

Sin embargo, como todo, tiene sus «asegunes».

En los últimos meses, el director del Centro de Rehabilitación Infantil Teletón (CRIT)Tamaulipas, Baldomero López, ha sido blanco de una serie de acusaciones y señalamientos por el sospechoso uso de los recursos venidos de las donaciones, además de conflictos laborales, que ponen en entredicho la nobleza de la fundación, pues se desafían en la Junta de Conciliación y Arbitraje en Tampico, al sur del estado tamaulipeco.

Presuntas comilonas en lujosos restaurantes de la zona metropolitana de Tampico, hospedajes en Hoteles cinco estrellas; viajes en avión por confort y hasta la operación sin licencias sanitarias en regla de la ambulancia y el propio CRIT, son las acusaciones de por lo menos media docena de personas, entre ex directivos del centro, proveedores, trabajadores, y personal recién dado de baja sin lo que estipula la ley laboral, son algunas de las supuestas anomalías que se le achacan al ingeniero Baldomero, quien tiene más de diez años en el organigrama de la fundación.

Pese a las acusaciones públicas y jurídicas de algunos excolaboradores, el Ingeniero Baldomero, sostiene que durante su gestión al frente del CRIT Tamaulipas, sortearía sin contratiempos, cualquier auditoria.

Entrevistado al respecto, luego de un bombardeo de información a la que tuve acceso, Baldomero López, refiere que si han hecho uso de la transportación aérea, es por los momentos de inseguridad carretera de Tamaulipas, situaciones de riesgo que obligan a cualquier ciudadano bien nacido, a hacer uso de toda herramienta para no exponer su vida.

Sereno y seguro de su retórica, “Baldo”, como le conocen en la amplia, robusta y angelical estructura administrativa de la Fundación Teletón, sostiene que jamás ha hecho mal uso del dinero venido de las donaciones, mucho menos de la cuenta de viáticos, la cual se sostiene en gran parte, gracias al dinero de los tamaulipecos, pues el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), Tamaulipas que preside la señora Mariana Gómez de García Cabeza de Vaca, absorbe gran parte de los gastos de Baldomero, como director y del CRIT Tamaulipas.

Pues será el sereno, y será ese pedazo de paraíso en la tierra llamado Teletón y sus auditores, quienes tendrán la última palabra. Porque Baldomero, asegura que ha dado su vida y más allá, por el buen funcionamiento del CRIT.

Esperemos que los niños y sus padres que confían en la institución, jamás tengan algo que reprocharle, porque hasta hoy ninguno de los más de 600 beneficiados ha dicho algo en su contra.

davidcastellanost@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here