Mario Vargas Suárez

Dicen los historiadores que la construcción de lo que hoy conocemos como Palacio Nacional, en la CDMX, inició en 1522, como una segunda residencia privada de Don Hernán Cortés, el conquistador español y como símbolo de poder, la construcción se realizó encima de una parte del Palacio del Huey Tlatoani, Moctezuma Xocoyotzin.

Pasado el tiempo, la propiedad fue adquirida por la Corona española con la idea de destinarla como sede de los Virreyes de la Nueva España, y de la mayoría de las instituciones coloniales.

Esta historia es muy amplia, el espacio es breve, por lo que damos un gran salto en el tiempo y sabemos que partir del 1 de diciembre del 2018, el presidente de la república Andrés López Obrador, ordenó que el Palacio Nacional, esa residencia hecha por los españoles y habitada por ellos como autoridad, sería la residencia oficial de su presidencia.

Como sede del Poder Ejecutivo, el Palacio Nacional es sede de las oficinas presidenciales y por lo tanto de las conocidas ruedas de prensa identificadas como La Lagañera, según el periodista Luis Repper Jaramillo.

Confieso que he intentado en varias ocasiones entender la filosofía del poder del sexenio presidencial. Por desgracia cuando creo haber encontrado el hilo que me lleve a plantear respuestas sobre el actuar del presidente López, falla sigilosamente el pronóstico.

Este miércoles en La Lagañera, el presidente López consideró ‘ofensivo’ que se le acuse de usar la aplicación de vacunas anti-covid a los mayores de 60 años para asegurar el triunfo de Morena y continúe con mayoría en la Cámara de Diputados, a pesar de la denuncia de que los siervos de la nación de la Secretaría de Bienestar, fotografíen la credencial de elector de los ‘viejitos’, según el reporte de la agencia EFE.

“Imagínese traficar con la aplicación de vacunas para fines electorales. Es ofensivo”, expresó Mario Delgado, líder oficial del izquierdista Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en conferencia de prensa en Palacio Nacional.

A propósito ¿alguien sabe que fue del diputado Don Porfirio Muñoz Ledo, pareciera que el COVID no de la pandemia, el de la política de serio color lo mandó de cuarentena. Antes los mandaban de embajadores.

Volviendo al tema central. Recabar datos de la credencial de elector de los ciudadanos ha sido una práctica común en tiempos electorales y desde el Revolucionario Institucional y, no ha sido la excepción con los de Acción Nacional y ahora con los de Regeneración Nacional, sigue la práctica. Recordemos: todos somos hijos del tricolor.

Sabemos que el primer domingo de junio, como mexicanos debemos elegir toda la Cámara de Diputados, a 15 gobernadores, 30 congresos locales y miles de ayuntamientos, por lo que le han llamado “Las elecciones más grandes de la historia de México”.

En la misma línea presidencial, reportan la ¿buena noticia? según la Comisión Federal de Electricidad, vía CENACE, dice “…no hay riesgo de apagones masivos, son cortes programados para equilibrar el balance entre carga y generación de energía.”

La mala noticia es que los cortes de la tarde de este 16 de febrero, según los buenos cálculos de los expertos de la CFE que, habían calculado solo 12 estados los afectados, por un ‘pequeño error’ se convirtieron en 26 entidades mexicanas.

Según el cálculo de los sabios de la comisión de Bartlett Díaz, pronosticaron solo 3.2 millones de usuarios sin el suministro del servicio eléctrico y soy muy incrédulo al pensar

que solo esa cantidad de contratos haya en los 26 estados afectados del país y según la CFE el total de afectados representa al 8 % de usuarios.

Los estados afectados hasta 16 de febrero son: Chihuahua, Coahuila, Durango, Nuevo León, Campeche, CDMX, Chiapas, Colima, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz, Yucatán y Zacatecas.

En los cortes de electricidad, por alguna causa no incluyeron estados como Aguascalientes, Sonora, las dos Baja California, Sinaloa y Querétaro. Aunque no hay congruencia en la ubicación geográfica, solo las B. C.

Finalmente le comento que según el reporte del periodista Oscar Steve de Xataka México, las entidades del país con mayor porcentaje de afectación fueron Tamaulipas con 22%, Chihuahua con 15% y Campeche con 13% del total de usuarios.

Para concluir desde Palacio Nacional, el presidente Manuel López dijo “…debe ser el pueblo y, en su caso, las autoridades, las que definan el destino de la candidatura de Félix Salgado Macedonio, a la gubernatura de Guerrero, y no los linchamientos políticos, mediáticos o la politiquería.

Y punto dijo doña Tecla.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here