Mario Vargas Suárez

La palabra repetida en el título de hoy, usted lo sabe, es la expresión de golpeteo insistente, tal como se están vislumbrando las cosas en el ámbito estatal y nacional. Hasta pareciera que la guerra sucia entre la federación VS Tamaulipas, está subiendo más de tono.

El periódico Reforma, recientemente publicó información nada amable sobre un legislador tamaulipeco que busca la reelección y a funcionarios del gobierno del estado (SIN ESPECIFICAR) que la Fiscalía General de la República (FGR) está investigando por la supuesta instalaron de retenes ilegales, con la finalidad de extorsionar pipas que introducían a México combustible de contrabando.

Presumiblemente el combustible era comprado en Texas e introducido al país con destinos diferentes, particularmente a Nuevo León, pero se ‘topaban’ con sospechosos ‘retenes para el cobro de cuotas’, instalados ilegalmente por ‘pillos’ funcionarios.

Las indagatorias se enfocan, según la nota del rotativo capitalino, al victorense, Arturo Soto Alemán, actual diputado local por el XV Distrito Electoral y ex Subsecretario de Ingresos del gobierno tamaulipeco.

Se puede inferir que esta sea una falsa acusación contra el legislador, pues es sabido que Arturo Soto Alemán ha sido un militante distinguido de los pitufos tamaulipecos, además aspirante en varias ocasiones a la Alcaldía de Victoria.

Por si fuera poco, el legislador local, Soto Alemán, tiene abierta otra investigación en la Fiscalía tamaulipeca, por denuncia formal por el delito de tentativa de homicidio, lesiones agravadas, tráfico de influencias y amenazas contra la ex regidora panista en Ciudad Victoria, Helga Ruth Vázquez.

En otro tema, no más amable, sí de la capital del país y con motivo del Día de la Mujer, nos encontramos que casi un centenar de heridos… pero de guardianes del orden (léase policías, o lo que es lo mismo, costal de boxeo) que no tenían autorización de defenderse, sino de dejarse golpear por las ‘delicadas damas’ manifestantes.

Pese a las advertencias y la creencia de que las pobres y humilladas féminas mexicanas iban a manifestarse este 8M, el gobierno de la República ordenó amurallar varios edificios emblemáticos de la arquitectura virreinal, entre ellos El Palacio Nacional, El Palacio Nacional de Bellas Artes, Iglesias y edificios, etc., y no se equivocó.

Quien haya estado en la famosísima Casa de los Azulejos o Palacio de los Condes del Valle de Orizaba, sabe está ubicado en la esquina de 5 de mayo y Madero en el Centro Histórico de la CDMX construido en la época virreinal y atacado vilmente con un martillo por una ‘delicada dama’ este 8M.

Esta joya arquitectónica tiene una fachada exterior cubierta de azulejos de talavera poblana, lo que la hace una obra de las más bellas joyas de la arquitectura civil del barroco novohispano. Bueno pues parece que, a la bella dama no le importó y causó graves daños a este patrimonio de la humanidad.

Las dulces y tiernas mujeres este Día de la Mujer confundieron la igualdad de los derechos masculinos y femeninos, más bien se infiere que estas jovencitas, quizá patrocinadas por oscuros intereses, más que una lucha, pareciera que buscan la superioridad de un sexo con otro, al grado de que, si algún simpatizante masculino se acercaba al contingente, les agredieron, salvo los autorizados para auxiliar en hacer desmanes.

Desde luego hubo reacciones equivocadas de la policía contra comunicadoras, como le sucedió a la reportera de Grupo Fórmula, Andréa Meraz, quien aseguró que por lo menos en cinco ocasiones se vio afectada por el uso de gas lacrimógeno de parte de policías capitalinos.

Pese a que comunicadores de distintos medios declararon ‘al aire’ sobre el uso de gases lacrimógenos y bombas de humo, el Secretario de Gobernación de la CDMX, Efraín Morales, presidente López, así como funcionarios de Seguridad Pública, aseguraron que el gas lacrimógeno no fue utilizado por la policía, “…fueron las manifestantes quienes lo arrojaron entre la multitud.”

El triste empoderamiento de la mujer, no es general, porque insisto una cosa es la igualdad y otra muy distinta es la superioridad.

Mujeres y hombres reaccionen.

Tenemos la capacidad como seres humanos de reflexionar. No nos dejemos engañar por falsas posturas, cambiemos el título de hoy por Tiempos de Paz, con ‘z’.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here