Mario Vargas Suárez

La palabra como el título de hoy debe entenderse como expectativa, ilusión, anhelo, confianza… y me parece que en este sentido podemos empezar con la vivencia de la vacuna anticovid-19.

1. Se está aplicando en el municipio de Victoria desde el lunes 8 y está disponible en cuatro Centros de Vacunación, que siguen recibiendo a los residentes mayores de 60 años, sin límite de edad, solos, en pareja o con algún acompañante.

El aprendizaje de esta experiencia es manifiesto cuando las personas comisionadas que planearon, diseñaron y dieron indicaciones para la recepción y aplicación del preciado medicamento a los adultos mayores que, ilusionados, llegan para ser inyectados.

Es el tercer día de vacunación y los auxiliares de esta campaña tuvieron dos días de ajetreo pleno para interpretar y ejecutar las indicaciones federales, aunque dado el caso, supieron resolver los problemas desde las vacunas que ‘sobraron’, hasta el orden en que avanzaran las inmensas filas de adultos mayores.

Este columnista calcula que los últimos tres días oficiales de la aplicación en Victoria, serán tranquilos porque la inmensa mayoría de beneficiados acudieron al llamado del sector salud, aunque no les correspondía el día.

Lamentable caos se vivió los dos primeros días por el temor a no alcanzar vacuna, a la desconfianza del decir en las redes sociales, la actitud prepotente de funcionarios, sobre todo federales, que provocó, desde la mañana previa al arranque de la vacunación, se hubo largas filas y pequeños altercados entre los que tenían derecho y no de formarse.

2. En otro tema, analistas jurídicos y especialistas en el caso contra el gobernador de Tamaulipas, opinan de lo ilegal del proceso, cuando solo se hablan de pruebas que no están en el expediente de la Fiscalía General de la República, pero si en información mediática y de los Morenos.

Parafraseando al periodista Juan Antonio Lerma, del Grupo Fórmula, en su columna Agenda Política, asegura que la temporada de Peces Gordos de la 4T es una lucha encarnizada, donde destaca que varios empresarios y políticos del país que no coincidieron ni apoyaron los ideales del presidente López, ahora son los perseguidos y encarcelados. Desde luego existen los enemigos añejos.

“Son varios peces y uno que otro charal los que ya están recluidos en diversos penales del país, pero la temporada de caza y pesca aún continúa pese a que ya casi estamos en temporada de veda…” refiriéndose a los casos que usted ya conoce y donde dos entidades federales están muy involucradas: la Fiscalía General de la República y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Seguirán declarando son los enemigos del pasado, que son los periodistas conservadores, que son los hostiles de los pobres, los corruptos vende patrias. Adjetivos desesperados contra las verdades que se demuestran, no con gritos o rostros prepotentes o, cajas vacías de pruebas, sino con hechos.

La libertad es un anhelo de todo ser humano y es innegable. Sin embargo, el espíritu revanchista y el poder político son elementos bien identificados en esta época de México, al grado que se hizo traer al presidente de Argentina, Alberto Fernández, y quizá en lo oscurito, se acordó la solicitud pendiente de la extradición del empresario Carlos Ahumada,

ex pareja sentimental de Rosario Robles Berlanga (encarcelada) y protagonista del soborno al Señor de las Ligas, René Bejarano.

A propósito de René Bejarano, ahora se encuentra en medio de un nuevo escándalo por ‘ligas’ con una mafia rumana, cuyo epicentro mexicano se localiza en Cancún, aunque se sabe opera en 14 países, en temas de narcotráfico, trata de personas y clonación de tarjetas de crédito. Este cartel tiene embelesados a políticos de varios partidos, funcionarios municipales y del gobierno quintanaroense.

Cierro este espacio con la expresión del profesor -sin escuela- René Bejarano, citando una vieja canción de Pedro Infante, que dice “El destino todo cobra y nada olvida”, recordada públicamente cuando se enteró del encarcelamiento de Robles Berlanga, asegurando que “…ella pretendía un juego mediático, presentándose como víctima para evadir la responsabilidad que tiene en la llamada Estafa Maestra”

Usted tiene la libertad de obtener sus propias conclusiones. Por ello nadie le juzga, nadie la obliga a pensar lo contrario, pero no me crea, documéntese.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here