Mario Vargas Suárez

La figura presidencial que nos forjó la historia fue la de un ser humano sabio, justo, poderoso… Esa era la imagen que nos enseñó la historia de nuestro tiempo, terminado el sexenio, los demonios fuera de Los Pinos y del Palacio Nacional se soltaban contra el que se fue, de ahí aquélla vieja ironía cuando el presidente preguntaba: “¿Qué hora es? Y el más cercano a él sin dilación respondía: ¡La que usted diga señor Presidente!

Así era entonces y poco a poco ése respeto cambio drásticamente de tal forma que, hasta la televisión mexicana, la de Televisa, hacia el nuevo milenio. tuvo programas como La Parodia, donde la figura presidencial se ironizaba y no faltó quién argumentara, con cierta verdad, que se ridiculizara al presidente mexicano.

El título de hoy intenta reflexionar sobre el actuar del titular del poder ejecutivo, Manuel López, sobre todo cuando él mismo difunde el contenido de una carta que se supone personal y que dirige al titular el otro Poder, el Judicial, para solicitar “se investigue” a un Juez que osó dar un Amparo Judicial sobre su Ley que reforma la Energía Eléctrica, a la que “ni una coma los legisladores quitaron.”

El oriundo de Tabasco solicitó al Presidente del Supremo Tribunal de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar “…que se lleve a cabo una investigación para esclarecer la actuación del juez Gómez Fierro en este asunto en el que se le concedió amparo empresas eléctricas.”

También en La Lagañera de este lunes de puente, el presidente Manuel López acusó al ministro en retiro José Ramón Cossío y al empresario Claudio X. González, abogado y cofundador de varias asociaciones civiles, de estar detrás de dicho amparo.

El ejecutivo federal escribió y así lo dijo en su conferencia de prensa de este lunes: «De manera respetuosa, en observancia al principio de separación de poderes, le solicito que el Consejo que usted preside determine e informe si a la autoridad judicial mencionada le correspondía o no aplicar de manera oficiosa a quienes no lo solicitaron y si es de su competencia o no resolver sobre este caso», expresa el presidente de los mexicanos.

No se interpreta, el presidente deja entrever una ignorancia judicial, pero además y ‘respetando’ la autonomía de poderes, instruye para que el presidente de la Suprema Corte le informe, lo que se infiere una falta de respeto.

Don Manuel López, presidente de los mexicanos, ¿carece de un cuerpo de asesores legales que le informe sobre las limitaciones de cada poder en México, incluyendo el de la presidencia?

Muchos temas de la actual administración presidencial, desde su inicio mostraron la tinta de la venganza, como el registrar como candidatos plurinominales al Poder Legislativo a prófugos de la justicia, como el ahora senador Napoleón Gómez Urrutia, ‘Napito’ y ya en la Silla de Palacio Nacional, Rosario Robles es víctima de la fría y dulce venganza.

La víctima más reciente del ¿uso?, quizá con el prefijo de la primera vocal y primera consonante, del poder, es al autor del 5º Informe de Gobierno, quien destacó “Quien gobierna, es el primer obligado a cumplir con la ley, e igualmente el primero para hacer de sus convicciones guía inflexible en la búsqueda del bienestar colectivo”, afirmó García Cabeza de Vaca.

En la entrega del V Informe de su administración, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, afirmó que conduce una entidad por la voluntad de su pueblo, el de Tamaulipas, “jamás claudicaré ante la adversidad ni bajaré la guardia ante los ataques”.

El de Reynosa se hizo presente a la Sesión Solemne del Congreso del Estado, mientras enfrenta el proceso de desafuero en la Cámara de Diputados y que los enterados, inferimos cuales son los motivos reales y no los supuestos que para nada dudo los harán valer, así como en el caso de la Carta, tema central de esta columna.

De esas ideas locas que de repente llegan a la mente, recordé ese diciembre del 2018, donde un matrimonio panista, de Puebla de Zaragoza, perdió la vida en un absurdo accidente de la aeronáutica, no de la política, pero donde quedaron muchas incógnitas sin responder.

El título de hoy me hizo recordar varias canciones y hasta aquél viejo e irónico cuento de la obra de teatro sobre la carta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here