David Ed Castellanos Terán
Twitter: @dect1608

La falta de acuerdos entre el presidente de México Andrés Manuel López Obrador y los gobernadores integrantes de la Alianza Federalista, no está generando así que digamos mucha confianza y alegría entre los mexicanos. Los ataques, descalificaciones y señalamientos diarios sin sustento, emitidos desde «la mañanera» ya han cansado al pueblo bueno y sabio.

De entre más de una decena de mandatarios estatales contrarios en lo público a las políticas de López Obrador, Tamaulipas es un ejemplo claro de las cosas que tienen hartos a los ciudadanos. El gobernador panista Francisco Javier García Cabeza de Vaca argumenta que está siendo atacado y denostado por el Gobierno Federal, que él no se va a dejar ni agachará la cabeza; a los cuatro vientos refiere que es víctima de una persecución con el uso faccioso de las instituciones del Estado.

El Gobierno de México tiene la honda fractura de los pilares morenistas, más la guerra sin escrúpulos entre el cabecismo y la 4T con más de un año de ataques, aunado a ello, la Alianza Federalista, se fundó en septiembre de 2019 y no cede terreno, pero desde mucho antes, la Asociación de Gobernadores Panistas (GOAN) ya se había pronunciado en contra del presidente de los mexicanos.

No obstante y aunque pocos lo vean, para bien de México aún existen en la política nacional personalidades con estatura y capacidad para construir acuerdos en medio de la tormenta y voladera de estiércol, aunque sea desde lo municipal, muy pocos pero aún sobreviven. Son una especie en peligro de extinción.

Paloma Guillén Vicente, Gina Barrios González, Alejandro Rubio de la Portilla y Carlos Holguín, rindieron protesta como candidatos priístas a la candidatura de presidente municipal por Tampico, Diputada Federal por el Distrito 08 y legisladores locales del mismo municipio porteño, respectivamente.

La fórmula tricolor, encabezada por la hermana del subcomandante Marcos, conmovió el fin de semana; mientras los morenistas atacan al panismo y el cabecismo se defiende como felino, Paloma Guillen convocó a la militancia, como en su momento lo hará con la sociedad tampiqueña a que en estos tiempo difíciles se fortalezca la unidad; esa hermandad tampiqueña pues nadie puede, ni podrá solo. Dice Paloma que todos nos necesitamos y que tengamos claro que los mejores frutos de la democracia se dan cuando escuchamos al otro, cuando nos respetamos y cuando construimos soluciones.

“No quiero como muchos en esta ciudad el desencuentro entre tampiqueños, el desencuentro y la polarización entre mexicanos, quiero una ciudad en donde quepamos todos, donde construyamos todos y juntos nos reconozcamos. Porque Tampico es de todos, de los que nos antecedieron, de los que aún estamos y de los que llegarán”.

Ellos son Paloma, Gina, Alex y Holguín; los candidatos del PRI, los políticos con orgullo de portar el escudo tricolor; los del partido creador de las mejores instituciones de este país. Los que representan al PRI que contribuyó a mantener la paz social por mucho tiempo; los que impulsaron los mejores programas sociales que ha tenido México e inclusive, con capacidad de salir bien librados de todo tipo de acusaciones por las que otros en lo individual deberían responder; ellos son los que ponen el pecho y la cara por el Partido Revolucionario Institucional, «encargado de formar a muchos de los que ahora niegan su origen y militan sin vergüenza alguna en otros partidos sosteniendo posturas y defendiendo ideas que en lo corto niegan».

Esos son los que quedan del PRI, orgullosos y juntos por la misma aventura, sin juegos ni divisiones; lo que ocupa el país.

davidcastellanost@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here