“Respeto a los derechos laborales de los trabajadores de la educación por parte de la USICAMM”, exigió la Sección 30 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, (SNTE) al manifestar su desacuerdo con la interpretación y operación de la Unidad del Sistema de Carrera Para las Maestras y Maestros, de la ley general del Servicio de Carrera.

Ya que en el caso del proceso y ejecución del programa de promoción horizontal en la función por niveles con incentivos en educación básica del ciclo escolar 2020-2021, no se toman en cuenta a los docentes que se encontraban en servicio antes de la reforma educativa del 2013 y 2019.

José Rigoberto Guevara Vázquez, Secretario General de la Sección 30 del SNTE exigió que las maestras y los maestros sean tomados en cuenta para participar en el programa, bajo los principios de inclusión y de equidad que se enmarcan en la reforma educativa del 2019.

Explicó que en su momento la autoridad educativa les otorgó una clave con categoría diferente al perfil y a la función que desempeñan como ejemplo, maestras de preescolar con experiencia trabajando en la función y en un centro de trabajo del nivel correspondiente, pero con una clave de categoría de educación primaria.

Señaló que además a maestras con perfil de preescolar les otorgó claves de categoría de educación primaria y años de experiencia trabajando en el nivel primaria frente a grupo en la función y nivel, así como sucedió con los compañeros de otros niveles y modalidades lo que violenta el legítimo derecho a participar en el proceso de concurso de promoción, puesto que la expedición de nombramientos, asignación de claves y adscripciones, lo realiza la autoridad educativa no el trabajador.

“Exigimos al USICAMM que respete las disposición Novena, en su numeral 7 del Programa de Promoción Horizontal por Niveles con Incentivos en Educación Básica, que establece tener un mínimo de dos años de servicio ininterrumpido, con nombramiento definitivo en la función docente, técnico docente, de asesoría técnica pedagógica, de dirección o de supervisión con la que participe en el programa”, refirió.

Asimismo, que en el pre registro de la plataforma VENUS de la USICAMM, los compañeros que no cuentan con dos años de antigüedad en el mismo centro de trabajo no pueden concluirlo, cuando la propia normatividad expedida no lo dispone de esa forma.

Puso de manifiesto que la plataforma VENUS de la USICAMM, no cuenta con la capacidad necesaria para atender las solicitudes de participación para admisión y promoción en el servicio educativo, garantizadas en la carta magna, lo que lesiona el derecho a participar de las compañeras y compañeros.

“Pone en tela de juicio el manejo del algoritmo que generan las listas de ordenamiento de los procesos, sin supervisión, ni garantía del respeto al legítimo derecho de los trabajadores de la educación”, puntualizó el líder del magisterio en Tamaulipas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here