Futbol Total

Renato Ibarra asistió este lunes al Reclusorio Oriente de la Ciudad de México para finiquitar el caso que tenía abierto por violencia doméstica contra su expareja, Lucely Chalá, y quedó absuelto de las acusaciones.

Un año después del incidente, el jugador del Atlas quedó absuelto de las acusaciones y ha cumplido con su parte correspondiente en la reparación del daño.

De acuerdo con el diario El Universal, el abogado de la parte ofendida, Renato Chávez, Ibarra ha dado cumplimiento a la reparación de daño y ya se dio por terminado el asunto. Abundó que cumplió con dar un departamento a su familia, además de que sigue haciéndose cargo de su hijo.

“Ya dio cumplimiento total, ya no tiene ningún cargo aquí ante la ley, él está cumpliendo con sus obligaciones. Ha quedado absuelto”, señaló el abogado al medio mencionado.

A Ibarra lo detuvieron el 5 de marzo de 2020, todavía como jugador del América, por agredir a su entonces pareja Lucely Chalá, en ese momento embarazada. Los primeros cargos que se le imputaron fueron “tentativa de aborto y feminicidio”.

Salió libre una semana después, tras llegar a un arreglo económico que consistía en la compra del departamento, hacerse cargo del menor y acudir a clases de civismo y control de ira.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here