Mario Vargas Suárez

Una de las canciones infantiles ociosas, es aquella de los elefantes, cuando empezaba un elefante se columpiaba sobre la tela de una araña, como veía que resistía, fue a llamar otro elefante… dos elefantes… Con seguridad usted la cantó y ha escuchado incontables veces que otros la entonan y el número de veces que se repite es indefinido.

Otra melodía quizá no tan popular, es la de los 10 Perritos, que tiene mucho más sentido que la de los elefantes porque la mente nos lleva a imaginar a, a fantasear lo que sucede a esos animalitos y cómo poco a poco se van restando.

Le recuerdo lo central de la melodía: Yo tenía 10 perritos y uno se perdió en la nieve… otro se comió un bizcocho… uno se metió en un brete… uno ya no le veréis… se mató de un brinco… se mató en el teatro… se volvió al revés… se murió de tos… y el penúltimo se volvió un tuno de (Tuna Estudiantil) …El que quedaba se marchó al campo y ya no me queda ninguno.

Recuerdos de la infancia donde la música era interpretada lo mismo en casa que en la escuela o con los amigos en fiesta de niños o en la calle… claro que tuvimos la suerte y dicha de jugar en la vía pública y muchas veces con los de nuestro mismo sexo, pero también con niñas.

La analogía de la columna de hoy, parte de la melodía infantil de los 10 Perritos y el número de candidatos a la Alcaldía de la capital de Tamaulipas, que son once, según el registro del Instituto Electoral de Tamaulipas (IETAM) entre partidos políticos y candidatos independientes.

La columna periodística, Expediente del Lic. Azaherl Jaramillo, registra los nombres: Partido Encuentro Solidario: Gloria Nelly Pérez; Fuerza Por México: Blanca Anzaldúa; sin partido, es decir candidatos Independientes: Alejandro Caraveo, Mónica Sánchez y Margid Rodríguez; Por Morena: Eduardo Abraham Gattás; Movimiento Ciudadano: Daniel González; por el Pan: Pilar Gómez, el Prd: Guillermo Gómez, el Pri: Alejandro Montoya y finalmente por el Partido Verde Ecologista de México: Gabriela Millá.

Para la mayoría de ciudadanos, los que votan y debieran votar, un porcentaje muy alto de estos nombres son completamente desconocidos, aunque algunos hayan ocupado cargos en gobiernos pasados, sin importar el color del partido cuando fueron funcionarios, los conocieron en su contexto, pero no el ciudadano común.

Una realidad, aunque muchos funcionarios no lo reconozcan, es el papel de la prensa, es la foto que se publica, es el comentario que se adiciona, es el video que corrobora, es la imagen que se queda en la mente del elector.

Son once candidatos, todos, según el mederense periodista, autor de Expediente, están interesados para ocupar la presidencia municipal que dejara el Dr. Xicoténcatl González Uresti y su suplente, cuentan con una preparación escolar a nivel universitario y según el reporte un alto porcentaje de los aspirantes cuenta con postgrado.

La alta escolaridad en por lo menos cinco de los once candidatos, son egresados de la Autónoma de Tamaulipas, 1 del Tec de Monterrey, 1 de la Universidad La Salle y dos de la Nacional Autónoma de México (UNAM). Si las cuentas no fallan hay dos que no registraron grado máximo de estudios.

Vale la reflexión sobre el interés real, la verdadera razón sobre la intención de contender por un cargo de elección popular, sobre todo al estar conscientes de que esta es

una contienda donde muchos de los aspirantes no son nada populares y en el caso de por lo menos dos, tienen mucha tela ‘vieja’ de donde cortar, de tal forma que ello pudiera influir en el ánimo de los que votan.

No se requiere ser sabio para inferir que algunos ‘aspirantes’, desde el inicio se sabían comparsa de otros partidos o candidatos, pero pasado el tiempo de elecciones, no dude que su nombre figurará en alguna oficina.

Tamaulipecos o avecindados en el estado, estamos enterados que lo fuerte de la contienda del primer domingo de junio próximo, será entre los azules de Acción Nacional y los guindas de Morena.

En otras palabras, la lucha electoral en Tamaulipas no está entre los partidos políticos o los candidatos independientes, el resultado lo pelearán, incluso en tribunales, el gobernador del estado y el presidente de la República.

Las campañas electorales o electoreras en el país, ‘han detenido’ muchas cosas, pero la amenaza del desafuero no. No hay publicaciones porque no hay información, pero hasta ese tema se utilizará tarde o temprano para intentar influir en el ánimo de la ciudadanía.

Por desgracia no quieren entender las autoridades del centro del país y las mismas del estado, que el fenómeno del abstencionismo es muy fuerte y la amenaza no es que aparezca, es que ya está en el ánimo de un gran número de votantes.

¿Son muchos once? ¿A cuántos conoce? ¿Se identifica por uno o más? ¿Por quién votaría si viviera en la Ciudad de la Cotorras?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here