Mario Vargas Suárez

Creer o no creer

Es muy lamentable que la población mundial, incluido México, haya caído en ese abismo de la comunicación que abren las redes sociales entre la verdad y la mentira, entre lo cierto y lo falso de panoramas que vivimos o que aparentamos vivir.

En el caso de Tamaulipas la pasión rompe corazones, trastorna hasta lazos familiares y lastima interese muy concretos entre amistades, porque unos dan por cierto lo que circula en las redes sociales, sin percatarse que los expertos en comunicación, simplemente venden su trabajo a quien mejor les pague, aún con ésa falta de ética que en sí, lleva mentiras.

Los profesionales de la comunicación parten de aquél principio que sentencia maldita: ‘una mentira repetida mil veces, termina siendo verdad’ y usted sabe que es cierto, porque hasta en las telenovelas, en sus mejores tiempos, jurábamos el amor que se tenían los protagonistas, no solo por lo que decían, sino por las escenas tan convincentes que proyectaban en la pantalla chica.

El periodista de un rotativo de la copiosa zona conurbada del Sur de Tamaulipas, Mario A. Segura, publicó en su Columna Flash Politikon, apenas ayer jueves seis de mayo, una noticia que corre como reguero de pólvora a manera de festejo, señalando que el presidente de los mexicanos, Manuel López, señaló a los candidatos para suceder a Francisco García Cabeza de Vaca como gobernador del Estado.

Los nombres que publica el periodista Segura, son: el Dr. Américo Villarreal Anaya (senador por Tamaulipas y supongo no le conviene ahora, sino esperar al 2022); el propio Alejandro Rojas Díaz Durán (actual suplente del senador Ricardo Monreal y parte acusadora en el proceso que ¿se le sigue? a Cabeza de Vaca en la Fiscalía General de la República, cuyo expediente pudiera ingresar al Senado de la República, para la desaparición de poderes.

El tercer precandidato a la suplencia, es Rodolfo González Valderrama, tampiqueño de origen y de familia fifi de la zona, con varios cargos en la política no neoliberal, actualmente es el Director de Radio, Televisión y Cinematografía.

Desconozco la fuente del periodista, pero en su espacio afirma que, ante el “seguro desacato del Congreso de Tamaulipas”, el presidente López tiene lista su terna de candidatos, y si usted nota, ninguno está identificado con la voluntad ciudadana en la elección donde resultó triunfador el panista (2016).

En otras palabras, en Tamaulipas veríamos una fotografía con Photho Shop de lo que sucedió en puebla, ése fatídico 24 de diciembre del 2018, cuando ‘un accidente’ pone fin a la vida de dos pitufos grandes: La gobernadora y su esposo el senador Moreno Valle. Aquí no habría tumbas, pero en cambio se presume prisión para el ahora gobernador García Cabeza de Vaca, parte de su familia y colaboradores cercanos.

Es urgente que los promotores de imagen ideen alguna estrategia publicitaria que amortigüe los golpes electorales que están recibiendo muchos candidatos de serio color, Morena, desde la tragedia de la Línea 12 y el mismo desafuero y la desaparición de Poderes en este estado.

No es de extrañar que la nota del periodista tenga la intención de llamar, de desviar la atención de los electores e incluso buscar rencores, como el pleito callejero que protagonizaron jugadores de fútbol en un partido disputado en la Tierra del Filósofo de

Güemez, entre seguidores de Acción Nacional, pitufos, y los Naranjas del Movimiento Ciudadano.

Según la nota transmitida por la televisión nacional, para nada tuvo que ver Morena, y claro que la reportera, dio a entender que desconoce la región, pues literal, expresó ante los micrófonos que “…en la población de Güemez, de Ciudad Victoria, Tamaulipas…”.

Es muy cierto, desde el ángulo de la política a la mexicana, la desaparición de poderes se puede dar. Sin embargo, no minimicemos la realidad cuando afirmamos que los Senadores de Morena no son mayoría, como en la Cámara de Diputados y tendrían que comprar votos, amenazarlos con investigaciones de la Unidad de Inteligencia Financieras, etc., para lograr sus objetivos.

Tampoco demos la espalda a que esto del desafuero del gobernador tamaulipeco, el accidente de la Línea 12, los descalabros de los pleitos callejeros entre seguidores de uno y otro partido y más, son elementos que de una u otra forma intervienen no en escoger un partido, sino en NO votar, porque la gente está cansada.

Fueron tristes las escenas donde las madres, abuelas y familiares en general, en la tragedia de la Línea 12, dicen a voz en cuello que no creen en las autoridades, que les engañan constantemente en muchas cosas, como el ‘esconder’ a sus muertos y heridos, por no pagar los gastos de hospitalización y traslados de aquellos que tuvieron la desgracia de vivir esta tragedia.

Creer o no creer… he ahí el dilema de la comunicación de esta época.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here