Mario Vargas Suárez

La palabra como el título de hoy es la modificación de un hecho, de una situación cotidiana, con la intención sobrentendida de mejorarla. Por ejemplo, en el campo agrario, laboral, el marco constitucional, la educación, la arquitectura, etc.

En el campo religioso apareció en el siglo XVI, el Movimiento que dio origen al protestantismo y otras nuevas organizaciones eclesiásticas. «Lutero fue el principal artífice de la Reforma; la España barroca se opuso a la Reforma, y los aislados focos de luteranismo fueron prontamente reprimidos.»

Entendido el vocablo, podemos decir que como individuos, cuando innovamos en algo estamos renovando, estamos transformando nuestro entorno.

Desde esta perspectiva, una de las novedades del sexenio del de Atlacomulco, Méx., cuando fue presidente, fue la Reforma Fiscal, donde destacaron nuevos pagos de impuestos, aumentos, etc.

Una de las reformas hacendarias del presidente Peña Nieto (2012-2018), ahora salen a la luz, con la Reforma Fiscal donde aparentemente nadie se dio cuenta de que la vida de hombres y mujeres pensionados tendrían que hacer su declaración anual de impuestos ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHyCP), particularmente al Sistema de Administración Tributaria (SAT).

Muchos nos quedamos con la idea de que las pensiones estaban exentas del pago de cualquier tipo de impuestos y es grande la sorpresa, cuando intentamos hacer algunos trámites y surgen los contratiempos porque hay que declarar al SAT.

Ni el presidente o legisladores federales, legisladores locales o por lo menos levantar la voz algún sindicato oficial o clandestino, pero nadie dijo nada en favor de los pensionados.

Un burócrata del gobierno federal jubilado desde el 2001, sin solicitarlo un día de 2012, llegó por correo llegó un crédito hipotecario del Fovissste, que desde luego aprovechó y compró una casa individual,

Ahora con las reformas del de Atlacomulco, surge la declaración anual de impuestos y el Contador que prepara el formato de declaración de impuestos 2021, pide al contribuyente la Constancia de Intereses del Crédito Hipotecario que le debió otorgar el Fovissste y… sorpresa es que el sistema que otorgó el crédito, niega la expedición, argumentando “No es posible imprimir la constancia ya que no cuenta con timbrado”

El contador del pensionado informa que “…ese aviso aparece cuando el Fovissste no ha hecho las constancias y por lo tanto ese renglón no lo conoce la Secretaría de Hacienda de usted”

En otras palabras, el Fovissste no ha entregado a la SHyCP los impuestos retenidos en la pensión del extrabajador por el crédito hipotecario “…y en el supuesto caso de que se entreguen las constancias atrasadas, al extrabajador, el SAT no las considera para efecto de impuestos.

Como diría la maestra y periodista Cuquis Garza… ¿Cómo la ve?

Mucho se habla de corrupción, incluso el finado presidente Miguel de la Madrid Hurtado (1982-1988) tuvo como lema de campaña a la presidencia “La Renovación Moral de la Sociedad”, además este eslogan lo tomó como programa de su sexenio, pero ni así mejoró la responsabilidad de los funcionarios.

Volviendo con el pensionado del gobierno federal, en su recibo de pago, ve reflejado mes a mes el importe del descuento de la Hipoteca, pero jamás se imagina que en el descuento se incluyen los impuestos al gobierno, uno solo tiene la creencia que el importe solo es del crédito y los intereses.

Sin embargo, los empleados, en este caso del Fovisste Tamaulipas -no son la excepción-, no se quedan con ese dinero y quizá ni la propia dependencia… la interrogante es a dónde remiten ése dinero que seguramente se convierte en millones de pesos mensuales.

La idea del presidente De la Madrid, desde luego que no prosperó, al término de ese sexenio seguimos igual y quizá hasta peor porque México como país, siguió destacando en forma muy negativa en la corrupción mundial.

En los tiempos presentes mucho de habla, casi a diario del tema y se le culpa y menciona en muchos rubros, haciéndose énfasis en los tiempos de antes, cuando gobernaban otros partidos políticos… pero estamos en 2021 y nos damos cuenta de que los males siguen.

No se respeta la Ley de Responsabilidades de Funcionarios Públicos, La Ley de Transparencia y Acceso a la Información, a todo el marco legal que pudiera aclarar el quehacer de cada quién.

¿Es posible que se pueda hablar de un fraude entre instituciones?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here