David Ed Castellanos Terán
Twitter: @dect1608

El estado de Tamaulipas, está ubicado en el noreste de México y es la sede central del cabecismo, en otras palabras, es la casa del monstruo de tres cabezas. Tiene tres puertos marítimos, el cluster industrial más grande de Latinoamérica, abundante agua como para abastecer otras regiones del país y más de 10 pasos internacionales con la primera potencia mundial; además en Tampico tiene los tres brazos armados de la Secretaría de Marina Armada de México (SEMAR) y en la frontera con Estados Unidos, la Octava Zona Militar de la Defensa Nacional (SEDENA).

La SEMAR tiene su fuerza aeronaval, de infantería y marítima en el sur para la salvaguarda del mar territorial, aguas interiores y zona económica exclusiva; se encarga de garantizar la soberanía nacional, y Tamaulipas a diferencia de El Vaticano, que pertenece a Roma, tiene conexión con el mundo.

Me acordé de El Vaticano, porque así pareciera que comenzó a vivir el gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, quien en las últimas horas ha sostenido dos cónclaves con los integrantes de su gabinete; mientras que sus rivales políticos lo buscan por tierra, aire, mar y en las fronteras. Cabeza de Vaca, es también católico, conservador, proVida y guadalupano declarado; ya sé, nadie lo creería.

Pero ahora vive como si estuviera encerrado, pero no está, como si estuviera su reinado dentro de una dictadura sin que sea ni una, ni la otra; pero Francisco Cabeza de Vaca, está protegido por su brazo armado.

El Grupo de Operaciones Especiales (GOPES), encargados de las misiones de alto impacto como el resguardo de instalaciones estratégicas se postraron al exterior de la residencia oficial del gobernador, mientras éste arma su plan para recorrer los municipios y calles de su entidad.

Los GOPES, fueron conformados jurídicamente en el presente mandato de García Cabeza de Vaca, y salieron a las calles por primera ocasión en agosto de 2020, precisamente cuando en plena campaña interna por la dirigencia nacional de Morena, Alejandro Rojas Díaz Durán, interpuso una denuncia contra el tamaulipeco ante la Fiscalía General de la República (FGR), este cuerpo de élite, sustituyó al Grupo Operativo Especial Táctico (GOET), que barrió en 2014 algunas células delincuenciales para luego ser desintegrados y acuartelados.

Falta poco más de 10 días para conocer el daño que la guerra mediática encabezada por Ricardo Monreal Ávila causó al cabecismo tamaulipeco; el domingo 6 de junio se sabrá de qué está hecho de verdad el monstruo de tres cabezas, una bestia altamente peligrosa hasta ahora visible vía redes sociales pero sin poder ser fotografiada por los mortales.

En la intimidad…
Adrián Oseguera, alcalde de Ciudad Madero en busca de la reelección, no se confía sigue su campaña, quiere seguir siendo el mejor presidente de Morena en México.

davidcastellanost@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here