David Ed Castellanos Terán
Twitter: @dect1608

Hoy hace tres años, México vivió una fiesta electoral multitudinaria. El candidato de la alianza “Juntos Heremos Historia” Andrés Manuel López Obrador, ganó con más de 30 millones de votos a su favor.

Aquel domingo de julio de 2018, nacería la esperanza. Se trataba de la tercera contienda por la presidencia del famosísimo y queridísimo “Peje”, su triunfo era la entrada de la Cuarta Transformación al sistema político gubernamental. Para algunos, decir adiós a Peña Nieto, era mucho pedir; pero ver como salió Meade a reconocer la victoria de Andrés Manuel, llenó de júbilo al país.

No se han cumplido ni tres años de gobierno obradorista y aquella transformación se convirtió en una lluvia diaria de acusaciones al pasado; justificaciones a la incompetencia y persecución mediática a los opositores.

De la esperanza, México avanzó al odio y desintegración, pasó a la descalificación. El Coronavirus transformaría a los mexicanos en surfistas de la muerte sobre una y otra ola de contagios; el derramamiento de la sangre por la violencia rebrotaría, el torniquete tricolor heredado por Obrador, evidenciaría su gran fallo y rendimiento ante los varones de la droga; en materia de seguridad México retrocedió seis años, lo peor es que todos divididos con un político acomplejado y unos junior viviendo del erario. Todo igual.

Lo peor, es que la salud ha sido su principal entretenimiento. Recientemente el Dr. Hugo López Gatell, rodeado de unos mexicanos de su tamaño, aseveraron que las expresiones desesperadas de los padres de niños con cáncer, no eran más que un chantaje y activismo golpista de la oposición obradorista, esa que tiene más detractores que defensores.

El Dr. Gattel, no ha sido dado de baja de la administración federal porque es el salvavidas del presidente, lo mantuvo en el cargo durante toda la pandemia e incluso, cerró su cortina informativa cuando ya no tenía más margen de maniobra y en el mundo una nueva cepa del virus detectaban. Hoy que la 4T, no tiene rumbo Hugo López Gattel, superó toda expectativa y llamó golpistas a los niños cáncer.

Feliz aniversario del triunfo señor presidente, pero por favor, urge que vuelva a origen, que revise sus video de antaño, sus tuits del pasado y regrese a nosotros al presidente que nos vendieron en el verano pasado.

En la intimidad… #HazParo llegó a Tamaulipas con un movimiento vía redes sociales y en perfiles de whatsapp, en esta entidad del norte de México, por ahora no hubo una movilización en apoyo a las familias de los niños con cáncer como en sucedió en la CDMX y otras entidades debido al semáforo rojo de la salud que impera en la zona y porque gracias al Dios -que a usted más le convenga- en Tamaulipas, no hay desabasto de medicamentos debido a que el Gobierno de García Cabeza de Vaca, está cargando con los gastos en medicinas y quimioterapias.

davidcastellanost@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here