CABALLO DE TROYA

Por: David Ed Castellanos Terán
El expresidente de México, Enrique Peña Nieto, aspiraba a ampliar y equilibrar la relación comercial e incrementar las inversiones recíprocas entre China y nuestro país.

Los asiáticos eran ya una fuente de crecimiento económico y factor de equilibrio internacional, el mexiquense sabía reconocer y mirar hacia el futuro, la conexión Asia-Pacífico tendría un factor futurista en el desarrollo monetario mundial, y China la pieza clave.

México pintaba para posicionarse en el escalón que le corresponde ante el mundo entero como lo prometió Peña Nieto, esa era la proyección.

El recibimiento al presidente chino Xi JingPing, fue en junio de 2013, para 2019, al primer año de culminado el peñismo los intercambios económicos entre ambos países oscilaban en los 90 mil millones de dólares. Peña Nieto aspiraba a dejar más alta la cifra económica y de conectividad, pero lo que consiguió, fue una intromisión a su gobierno, a sus más allegados, a su familia; así el declive de su proyecto de nación.

Aunque el presente gobierno autodenominado de la Cuarta Transformación, no se ve con aquel brillo inicial del peñista, sí destila unas ganas de acercarse más, mucho más a China de lo que logró el mexiquense, pero ojo, a Peña Nieto le costó desde la Casa Blanca hasta el tener que ser el último inquilino de Los Pinos.

Ahora el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, se acerca a los chinos a través de su principal operador, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), que el fin de semana pasado adjudicó un contrato por 854 millones 685 mil 216 pesos a la empresa GRG Hong Kong para la adquisición de 2 mil 700 cajeros automáticos que serán instalados en las sucursales del Banco del Bienestar, sucursales bancarias construidas por cierto por los soldados mexicanos.

El objetivo de López Obrador es elevar la calidad de vida en México, todos prometen lo mismo pero en su gobierno, aún no se notan cambios significativos, o “ninguno”, gritó alguien por allá, pero además mientras centra el eje rector de su política de crecimiento en el petróleo, desde Estados Unidos, el legislador republicano Brian Babin aseveró que Pemex “carece del talento técnico para operar Deer Park”; es decir, señaló de incompetente al gobienro mexicano, su gente de Pemex, y hacia abajo, para el republicano la industria petrolera del país la operan unos perezosos y la corrupción.

Y bueno, con los antecedentes que tenemos: la tragedia en Tlahuelilpan, Hidalgo con más de 100 personas muertas debido a la explosión en una línea de Pemex que supuestamente estaba siendo ordeñada, después la “curiosidad”, de los vecinos y la desgracia mortal en enero de 2019.

En la Refinería de Cadereyta, Nuevo Leon; dos explosiones a finales de 2020.

Después un incendio en la Refinería “Lázaro Cárdenas”, en Minatitlán, Veracruz, que es la tercera más grande del país, quedó fuera de operaciones en abril de este año, según un mes después el presidente a través de redes sociales la reportó ya en funciones. Ese fue el mes más caótico en la producción de petróleo para México.

Y bueno, para reforzar un poco la postura del político estadounidense Brian Babin, con hechos y no palabras, al Gobierno de México “se le quemó el agua”, apenas el güero fijaba su postura y una línea en la Sonda de Campeche provocaba un incendio; claro que en Estados Unidos no van a querer exponer a sus connacionales dejando en manos de Pemex 4T, las operaciones de Derr-Park, pues claro que les resultaría muy arriesgado, hasta parece un Caballo de Troya geopolítico mundial.

A todo esto si bien dicen que el tiempo no se detiene, tampoco se le puede ganar, pues para suerte del presidente y del director general de Pemex, Octavio Romero Oropeza, la falla de la línea submarina en el Golfo de México, según especialistas en la operación de Plataformas petroleras, lo que pudo haber provocado todo eso fue que se le exigió más producción y la línea se re presionó.

Definitivamente, en el Gobierno Federal, se deben tomar un té de simonillo porque alterados y desesperados, sintiendo que el tiempo se les va sin ellos poder avanzar en su transformación puede costarle muchas vidas a la nación.

En la intimidad… El Partido Acción Nacional en Tamaulipas, tardó casi un mes en recuperar la agenda; después de las victorias morenistas del pasado seis de junio, sus aspirantes a la candidatura para gobernador habían acaparado la atención hasta que Marko Cortés, Chucho Nader, Cabeza de Vaca y compañía comenzaron a “romperse las medias”.

davidcastellanost@hotmail.com
@dect1608

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here