David ED Castellanos Terán
Twitter: @dect1608

Una auténtica nube de ambiguedades con cuatro candados de seguridad en las 93.5 millones de boletas que pronto comenzarán a llegar a las 32 entidades de la República Mexicana es la Consulta Nacional Ciudadana contra los ex presidentes “neoliberales”.

El próximo primero de agosto nuevamente el Instituto Nacional Electoral (INE) deberá demostrar sus capacidades organizativas y funcionales para lo que fue constituido, mientras otros dudan y mejor preguntan a los mexicanos si se debe aplicar o no la justicia.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, desde antes de recibir la banda presidencial ya se aprovechaba de la consulta popular para fortalcer su narrativa triunfalista; primero, el futuro de lo que sería el nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México; la revocación de la Reforma Educativa y los 10 programas prioritarios del obradorismo fueron sometidos a una Consulta Nacional Ciudadana.

Pero esto no es para nada algo nuevo, dinámicas como estas son características en el estilo obradorista. Como Jefe de Gobierno del ex Distrito Federal, la construcción del Segundo Piso del Periferico, aplicar o no el Horario de Verano, y hasta el aumento al precio del Metro fueron ejercicios antes aplicados por AMLO.

Ahora enjuiciar a los expresidentes Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quesada, Felipe de Jesús Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto es intrascendente para algunos opositores, la justicia y la aplicación de la ley, no deben consultarse.

Por otro lado, los que siguen confiando en López Obrador, promueven la participación ciudadana. Edna Rivera López, diputada de Morena en el Congreso de Tamaulipas, considera que el país sigue sediento de justicia, a tal grado de ver este ejercicio del primero de agosto impulsado por el jefe del ejecutivo federal como un parteaguas en el México de la impunidad, un antes y un después en la historia política del país, pues seguramente después de este ejercicio los políticos pondrán sus barbas a remojar y le pensarán en delinquir.

Para Edna Rivera López, la no particpación ciudadana y en caso de no llegar al 40 por ciento de votos según los 37 millones 411 mil 389 personas que se ocupan para que la consulta sea vinculante será una señal contundente a favor de la opacidad, la corrupción y los abusos de poder, convirtiendo a México en una nación dispuesta a perdonar todas las atrocidades.

En la intimidad… Armando Ríos Piter, llegó a la rectoría de la Universidad de las Americas Puebla (UDLAP), el ex perredista nacido en Guerrero, fue compañero de legislatura del ahora gobernador poblano Miguel Barbosa, ademas, es egresado de la carrera de derecho por la UNAM y también hijo universitario del ITAM. ¡Hay grilla!

davidcastellanost@hotmail.com
@dect1608

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here