Mario Vargas Suárez

Una de las sorpresas que se genera desde la semana pasada a nivel nacional, es el destape presidencial de los sucesores del tabasqueño venido a presidente, Manuel López Obrador, que al fin y al cabo sigue su cuna de origen, el tricolor, cuando los presidentes motivaban los nombres de los ‘tapados’.

Se vale que las nuevas generaciones desconozcan del tema y no hay objeción al ilustrarles comentando que “Los Tapados” eran los precandidatos a la sucesión presidencial y que de una u otra forma el presidente en turno los mencionaba.

En tiempos de la 4T es sorpresa el destape de precandidatos porque el presidente no ha llegado ni a la mitad de su ¿gestión? para la que fue elegida por poco más de la mitad de 30 millones de mexicanitos.

Se dieron protestas en lo oscurito, porque en la primera lista el presidente omitió al zacatecano, ahora Coordinador de los senadores Morenos, Ricardo Monreal y para corregir hoy retomó el tema y dijo “algunos legisladores”.

Recordemos que López tiene un compromiso con Monreal, cuando éste ‘perdió’ con Claudia Sheinbaum la candidatura a la jefatura de gobierno de la CDMX por su Morena.

De los destapados por el presidente solo Marcelo Ebrard Casaubón ha aceptado abiertamente que buscará la candidatura a la presidencia de México, para ser el sucesor del tabasqueño, incluso los noticieros matutinos el martes 13, dieron fe de una reunión futurista.

La fiebre de la sucesión del poder no es limitativa en ninguna parte del mundo. En Tamaulipas algunos columnistas interpretan señales de ciertos aspirantes y no propiamente del gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, que debe andar muy entretenido con el “descubrimiento periodístico” de la media tonelada de restos óseos humanos en Matamoros, noticia de la cual el gobierno federal tiene conocimiento desde hace más de dos años.

Coincido con varios colegas de la prensa y uno que otro político que, en Tamaulipas, la lucha final en las urnas será entre los pitufos de Acción Nacional y los Morenos del presidente.

Desde luego no se descarta la posibilidad de que el Revolucionario Institucional pudiera surgir como tercero en discordia. Pero si ello sucediera, tendría que ser un personaje que realmente represente no solo en el discurso, sino en su propia historia, con un plan de gobierno más que convincente, persuasivo para que convenza al ciudadano. Hasta el momento, siguen en “pan con lo mismo” como el comercial.

Sin embargo, el ‘Revolucionario’ todavía tiene algunas cartas, no tan ‘vistas’, como el originario de Nuevo Laredo Ramiro Ramos Salinas, Edgardo Melhem Salinas y no descarte al Jr. de Don Enrique Cárdenas, puesto que ha sido ése su sueño adorado, pese a su derrota en la elección de junio pasado.

Por Acción Nacional Tamaulipas bien puede precandidatear: a Gerardo Peña Flores, quien pudiera ser, aunque muy obvia la cercanía con el gober; el ‘Truco’ César Verástegui Ostos, lo veo difícil; Jesús, Chucho, Nader, puede ser alternativa viable; todavía hay quien apunta al victorense Arturo Soto Alemán y hasta a Ismael, el senador.

Los ‘hijos del presidente’ (no es película), señalan como primera carta fuerte a la Silla del Poder en Tamaulipas al Senador Dr. Américo Villarreal Anaya; Mario Alberto López Hernández, que como Alcalde de Matamoros dicen tiene representatividad, pero no de quién,

podría dar la batalla; Rodolfo González Valderrama, como director de RTC no ha tenido, me parece, mayor relevancia, pero suena cercano al presidente.

También en Morena hablan de la expanista expulsada del campamento pitufo, la Dra. Maki Ortíz Domínguez, que tiene tablas en la grilla, hasta operó y ganó la presidencia municipal de Reynosa a favor de su hijo y… desde luego que operó en los tres distritos donde también ganó.

Otros candidatos a la sucesión gubernamental de Tamaulipas se apuntan y hasta el empresario que salió del PRI para pintarse de azul y desde ahí ganar la alcaldía de Victoria, Gustavo Cárdenas Gutiérrez, que ahora milita en el Movimiento Ciudadano, pareciera conquistó al Jr. Arturo Díez Gutiérrez, por la foto que se publicó hace unos días con el dueño del MC, Dante Delgado.

Díez Gutiérrez solo por el gusto de participar otra vez en la política del estado, así como entró para la Alcaldía de Victoria, tenga la seguridad de que por lo menos invertirá buen dinero en la campaña, pero no le veo ninguna probabilidad de que llegue.

Desde este mes de julio, es recomendable escuche propuestas de los que aspiran, aunque no se oye ninguna, como tampoco de los alcaldes próximos a sentarse en la silla de los ayuntamientos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here