David Ed Castellanos Terán
Twitter: @dect1608

El buque “Ship Ronald H. Brown”, de investigación y reconocimiento de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA), del Departamento de Comercio del Gobierno de los Estados Unidos, estuvo en las aguas territoriales de México sin que ninguna autoridad tuviera conocimiento de su navegación frente a las costas de Tamaulipas, en donde para muchos existe una base extraterrestre.

El barco Ship Ronald H. Brown, construido hace 24 años, es considerado también como una plataforma de investigación oceanográfica y atmosférica con bandera de navegación de EUA, que viaja por todos los mares del mundo con la intención de estudiar y aumentar el conocimiento sobre el clima y los océanos.

De acuerdo con el portal de navegación cibernética www.MarineTraffic.com el barco tripulado por científicos extranjeros encargados de observar la dinámica en el mar para su valoración, estuvo en las coordenadas 22° 17 ‘38.724 “N”, que corresponden al Puerto de Tampico, durante casi 30 días sin que la soberanía nacional tuviera conocimiento de que una nave extranjera surcó los mares propiedad de la nación y presuntamente zarpó hacia Florida, Estados Unidos, apenas el día 6 de octubre.

Con 274 pies, el “Ronald H. Brown”, es el buque más grande de la flota de la NOAA, del Departamento de Comercio del Gobierno de los Estados Unidos. Surgen las especulaciones ante el vacío de información, hay quienes atribuyen su presencia por la búsqueda de la base extraterrestre, y es que desde 1955 que no impacta en el sur de Tamaulipas un huracán, el último de gran magnitud fue el Hilda, predecesor del Gladys y Janet, los tres de la máxima categoria.

Sin embargo, y amparados en el Gobierno de la Cuarta Transformación que persigue científicos, no se necesita haber perdido el tiempo en la escuela de ciencias para saber que en la zona de Tampico en el Golfo de México, es un milagro el impacto de otro fenómeno meteorológico de este tipo, si desde 1955 y antes, no hay registro de acontecimientos naturales de esta magnitud, entonces por sentido común lo atípico es que impacte otro, y la base OVNI no es más que un invento social.

Desde su construcción en 1997, nunca antes en la historia de Tampico, se ha sabido que el buque “Ronald H. Brown”, dotado con cinco laboratorios, espacio adicional en la cubierta hasta para nueve camionetas tipo laboratorio, sin dejar de mencionar el equipamiento de sensores científicos, que incluyen una ecosonda multihaz, perfilador de subfondo, perfilador de corriente Doppler acústico, sistema de posicionamiento acústico y radar Doppler, había estado frente a las costas de Tamaulipas en el Golfo de México.

En la intimidad… Por el bienestar de Tampico, urge que la oposición opte por una voz que tenga calidad moral, inteligencia, principios y valores; haga de cuenta que lo mejor para Tampico es que el Obispo sea la voz de los adversarios de Chucho Nader, porque si ponen a ladrar a cualquiera, así ni un tuit vale publicar, a todo esto, tomé en cuenta que en altamar el viento sopla con fuerza.

davidcastellanost@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here