David Ed Castellanos Terán
@dect1608

AMLO el escudo de Vaca.

En la entidad cuna del cártel del narcotrafico más longevo de México, los del partido político fundado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, han vivido los últimos días, con el alma en vilo, como si fuera una condena catastrófica dictada desde Palacio Nacional.

Los voceros de la “cuatroté” habían pronosticado un desaire franco al gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca por parte del jefe del ejecutivo federal durante la visita a la Refinería “Francisco I. Madero” en la zona metropolitana del sur de Tamaulipas, y así sucedió. Ellos tenían información de primera mano; todos lo celebraban desde antes de que sucediera.

En el marco de la visita de AMLO al centro de refinación como parte de una gira de trabajo a las seis refinerías en México con la intención de transformar la exploración petrolífera de la nación, el presidente nacional del PAN habló con la verdad en la mano y dijo en Aguascalientes lo difícil que será para los blanquiazules el siguiente proceso electoral; los mensajeros de la 4T aseveraron que Marko Cortés, adelantó la derrota en Durango, Quintana Roo, Hidalgo, Oaxaca y Tamaulipas, eso fue la fiesta adelantada de Morena-Tamaulipas previo a la visita del Soberano al sur de esta entidad.

La semana transcurría y seguían ríendo (claro son expertos en blofear en redes sociales y han aprendido a hacerlo en los medios de comunicación convencionales gracias a la experiencia de los priístas que se han sumado al movimiento morenista).

Pero llegó el día en que Cabeza de Vaca debía ser aplastado por Andrés Manuel, si no era aprehendido por la FGR cuando regresara de su gira por Estados Unidos (cosa que por enésima ocasión no sucedió), el tamaulipeco iba a ver su suerte con el distanciamiento exigido por parte de AMLO. El viernes era el gran día en la Refinería, incluso los allegados a los supuestos candidateables a gobernador de Tamaulipas, se atrevieron a difundir mensajes en donde “en algún lugar”, el presidente se iba a encontrar y saludar con su “candidato”, esa iba a ser el destape…

… Y no sucedió. La orden fue no cruzarse ni por error con ninguno de los que aspiran a hacerle frente a Cabeza de Vaca. Ni Américo con cargo electoral como Senador de la República; tampoco Rodolfo, el dizque super delegado; ni el anfitrión Adrián; a nadie que oliera a aspiracionista quiso que se le acercará el presidente, ninguno de los neomorenistas tuvieron acceso, es más, ni siquiera un mensaje de WhatsApp; los amigos de Erasmo, incluso se aventuraron a decir que su jefe adelantaría su vuelo de la media tarde para viajar con el presidente, tampoco sucedió.

Así fue como AMLO, les guste o no, se convirtió en un escudo para Francisco Javier García Cabeza de Vaca, el panista de ultraderecha señalado de “muy malo” por los morenistas; pero el mandatario estatal que fue tratado como todos ellos, igualito que aquellos que lo señalan de narcogobernador, siendo además de todo uno de los pocos jefes estatales que se da el lujo de darle la confianza a Lopez Obrador de pernoctar como lo hizo hace poco en Tampico.

Quizás el único de la oposición que le garantiza tranquilidad al presidente, es Cabeza de Vaca “el desairado”, tratado como todos los candidateables morenistas; el tamaulipeco y sus correligionarios han dejado claro que en lo cortito pueden tener el entendimiento con AMLO, ambos grupos saben entender lo que quiere el presidente y cuidar incluso su llegada, ya sea por tierra o por aire para dejarlo con tranquilidad que se disponga a comer una suculenta Jaiba a la Franck si así lo desea el presidente.

Los morenistas, lejos estaban de pensar que AMLO iba a ser el escudo de Cabeza de Vaca para que se acabara el linchamiento “catastrófico” que dicen, expuso Marco Cortés, escenario dictado por Monreal y sus fieles, entre ellos, Rodolfo González Valderrama.

¡Ahora vuélvalo a leer sin llorar!

En la intimidad… Chucho y Truco siguen tejiendo fino. Nader con panistas de cepa, y Verástegui con la estructura, la bandola, vamos; ya para cuando se definan las cosas, el alcalde de Tampico habría regresado a muchos apáticos panistas que nunca habían ganado nada hasta el cabecismo e impedido que otros se terminaran de ir; mientras que el secretario General de Gobierno, aglutina y taponea salidas hacia otros partidos políticos pues con esa cualidad que sólo unos han tenido oportunidad de conocer, gritan, ¡que se cuiden todos porque ahí viene el truco! Y es que dicen que el Cavo, es más cautivador que una hechicera…

davidcastellanost@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here