David Ed Castellanos Terán
Twitter: @dect1608

Banalidades, trivialidades, así como negocios a los más allegados, incluso escándalos mediáticos que ponen en riesgo la integración de la familia, son escenarios típicos de los mandatarios en México; culpar al pasado y renegar de la responsabilidad es otra cualidad del típico político del montón.

También hay discursos que se guardan para siempre, como aquel de Luis Donaldo Colosio en marzo de 1994, donde utilizó una retórica que emocionó al electorado pero espantó al sistema político mexicano.

Más regionalizado el asunto, aquel grito de Baltazar Hinojosa, cuando era candidato a gobernador de Tamaulipas en pleno cierre de campaña: “Que quede claro, lo digo con sus letras, que no se equivoquen. El candidato de esta contienda soy yo, yo mero. No soy Tomás, no soy Eugenio, no soy Egidio”.

Ambos priístas cavaron su tumba política; al primero le costó la vida, al segundo ver triunfar a Francisco Javier García Cabeza de Vaca, el primer panista en gobernar Tamaulipas.

Colosio, Baltazar y Cabeza de Vaca estaban transitando sus vidas políticas parados en una bala; al nacido en Magdalena de Kino, Sonora; lo alcanzó una bala; a Hinojosa, la ira de Eugenio, Tomás y del mismo régimen lo atrapó y a Cabeza de Vaca, le persiguen las acusaciones del supuesto vínculo delictivo, solo que es el reynosense el que por ahora tiene el control del escenario, del micrófono y del circo político tamaulipeco, por eso puede jactarse a decir:

“Nunca más un Tamaulipas bajo el dominio del crimen organizado, esa es la consigna y nuestro compromiso”, declaró García Cabeza de Vaca este miércoles al inaugurar el CV5.

¿Qué es el CV5?

Es el Centro General de Coordinación, Comando, Control, Comunicaciones, Cómputo e Inteligencia, (C5) o Centro de Vigilancia Tamaulipas (CV 5), obra de construcción de 5 mil metros cuadrados con una inversión de 4 mil millones de pesos; edificación que le permite a Francisco Javier García Cabeza de Vaca presumir que Tamaulipas actualmente se ubica entre las 10 entidades con menor incidencia criminal y en el número 12 del Índice de Paz en México.

La ceremonia inaugural en Reynosa, estuvo cargada de emociones. Allí es el embudo de la inseguridad nacional; ahí es donde la alcaldesa heredó el poder a su hijo, de PAN a Morena; justamente allí en Reynosa es donde nació Cabeza de Vaca, el rebelde, el atrevido gobernador que protegen desde Palacio Nacional como uno más en beneficio de la federación.

“No hay nada más sagrado después de la vida que nuestra libertad, nuestra seguridad, es ahí donde les pido que unamos esfuerzos, capacidades, talentos y recursos para seguir haciendo de Tamaulipas lo que hoy en día ya es reconocido; gracias al trabajo en conjunto entre sociedad y gobierno, hoy en día, Tamaulipas está entre los 10 estados más seguros de México”.

Políticamente hablando, quizás Cabeza de Vaca debió esperarse un poco más para inaugurar este complejo de seguridad que es reconocido incluso por autoridades federales y de los Estados Unidos de América porque dichos logros ponen al electorado ante un enorme reto pues para asegurar que Tamaulipas siga por el mismo camino, por el mismo rumbo, con la misma dirección deben tener presente que el sucesor de García Cabeza de Vaca, debiera ser alguien muy cercano a él; por eso en la medida de lo posible en su retórico y emotivo mensaje que pareciera una despedida adelantada, exhortó a los tamaulipecos a “nunca bajar la guardia, asegurarnos que los próximos gobiernos utilicen todos estos instrumentos que hoy en día tiene el Gobierno del Estado para seguir restableciendo la paz, el orden y estado de derecho en cada rincón de nuestro estado, yo al igual que ustedes no estoy dispuesto a regresar a ese pasado, donde se vivía con miedo, donde no podíamos transitar por nuestras carreteras, donde dejó de llegar la inversión, donde se dejaron de generar empleos, ese reto lo tenemos juntos”.

¡Uff!! Cabeza de Vaca deberá echarle más ganas, muchas más ganitas para que este evento no quede como su último gran logro.

En la intimidad… Se sabe que el gobernador adoptó a otro hijo, se trata de Jorge Federico Rivera, gerente general de la COMAPA Zona Conurbada quien en su cuenta de Twitter aprovechó para dedicarle unas líneas a su gobernador: “Mi reconocimiento al gobernador @fgcabezadevaca por la puesta en marcha del Centro de Vigilancia Tamaulipas #CV5, que solidifica el restablecimiento del orden y paz en #Tamaulipas y consolida a nuestra entidad como una de las 10 más seguras del país y la #1 en seguridad carretera” 😀

davidcastellanost@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here