David Ed Castellanos Teran
Twitter: @dect1608

La red de universidades Anáhuac falta a la verdad y engaña cuando dice cumplir con la internacionalización de sus egresados, tal como asevera en su estrategia de marketing y publicidad desplegada a lo largo y ancho de México.

El modelo educativo presuntamente comprometido con la contribución de alumnos cimentados como líderes de acción positiva en beneficio de la sociedad, desde la promoción en cinco áreas de su formación: profesional, intelectual, humana, espiritual y social está siendo violentada desde el proceso de inscripción.

Un ejemplo claro y doloroso con toga y birrete de ambición y engaño es la carrera de Médico General en el Instituto de Estudios Superiores de Tamaulipas (IEST), en Tampico; por su puesto extensión de la red de Universidades Anáhuac.

¿No me cree? Desde el año 2013 con mucho ánimo, la sociedad del sur de Tamaulipas y las huastecas celebró que el IEST abrió la carrera de Medicina; aunque tenemos en la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), la mejor escuela de medicina general, una alternativa más para los estudiantes fue abrazada con pasión; sin embargo, enorme sorpresa, dicha carrera profesional del IEST- Anáhuac no ha sido certificada por el Consejo Mexicano de Acreditación de Escuelas de Medicina (CONAEM), por lo que todos sus egresados no tienen acceso a seguir su preparación profesional, imposible será para ellos presentar su examen de residencia en Estados Unidos, Canadá o cualquier otro país extranjero.

Sí, están en desventaja laboral, tampoco pueden seguir preparándose en el extranjero, es todo, los que tengan oportunidad, hambre de superación y de contribuir al mundo con médicos más competitivos están imposibilitados por la nula certificación que no informan a la hora de la inscripción.

Lo más triste es que apenas el IEST Anáhuac, quedó bajo la rectoría de la licenciada Gloria Laura Septien Crespo, y el desequilibrio en la calidad se comenzó a notar; y para variar el Dr. Carlos García Willis, titular responsable de la licenciatura no brinda información clara, concisa y precisa en relación a la demanda de los egresados que han querido incursionar en al ámbito laboral fuera de México.

De las pérdidas económicas que demandan las familias es lo menos. Duele más la negación de las autoridades académicas para abordar el tema y hablar con la verdad ante las familias de los recién ingresados, también ignoran los problemas en los que han metido a los egresados, y los que están en curso se la están jugando, el diagnóstico de una metástasis de un cáncer no atendido por el Dr. García Willis en la Escuela de Medicina del IEST, podría infestar otras licenciaturas e ingenierías.

En la intimad… En 2019 egresó la primera generación de médicos generales de la Universidad IEST Anáhuac, aproximadamente fueron 12 alumnos y después del éxito total de la escuela de medicina, se graduaron en la segunda generación entre 16 y 18 médicos. De ambas generaciones aproximadamente unos 10 han querido continuar sus estudios de especialidad y encontrar una fuente de trabajo en el extranjero, no son tomados en cuenta

Se intentó hablar con la rectora y no fue localizada, tampoco en redes sociales y un profesor del IEST Anáhuac, se prestó a enlazarnos con alguna autoridad académica para conocer su posicionamiento.

davidcastellanost@hotmail.con

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here