Mario Vargas Suárez

Uno temas muy delicado es el referido al presidente mexicano, no por temor a represalias, más bien por los extremos que se han generado por la palabra del presidente, porque está marcados entre simpatizantes o no de la Cuarta, lo que les ha llevado a enfrentamientos verbales y no falta mucho para que pasen a otro panorama.

Los dichos en nuestras costumbres son relevantes y más aquellos que ocupan para analizar una situación y encontrar las consecuencias.

En el espacio de hoy, se antoja aquello de “Te lo digo a ti mijo, para que lo entiendas tu mi nuera”. Desde luego que según sea el sexo del vástago.

El dicho se hoy está relacionado a la elección realizada el domingo pasado (5 de diciembre) en el estado de Nayarit, que tuvo como objetivo elegir al nayarita para cubrir la vacante del Senado de la República, que las estadísticas preliminares apuntaban a la candidata Rosa Elena Jiménez Arteaga… El parrido que la postuló fue el del presidente.

Dice la edición del Periódico Digital SinEmbargo, que “…hasta el corte de las 6:07 horas del lunes 6 de diciembre, Jiménez Arteaga, tiene en el conteo preliminar 61 mil 625 votos, lo que equivale a un 51.6139 por ciento de los votos totales del conteo del PREP.”

La virtual ganadora es candidata de la coalición “Juntos haremos historia”, compuesta por los partidos: Morena, Del Trabajo (PT) y el ex satélite del PRI, el Verde Ecologista de México (PVEM).

El segundo lugar lo alcanzó Ignacio Flores Medina, candidato de Movimiento Ciudadano (MC), con 40 mil 960 votos, y en tercer sitio se ubicó en el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

La historia corta de esta elección que podría llamarse de gabinete o judicializada, es consecuencia de que el Instituto Nacional Electoral (INE) por tercera ocasión, en este año, 2021, tuvo que instalar las casillas y la más reciente se llevó el domingo 5 de diciembre para decidir la vacante del Senado de la República.

107 mil 685 fueron los votos que el PRE publicó, según los datos de la empresa de comunicación, sin embargo. Quizá es relevante que Instituto Nacional de Estadística y Geografía reporta una población total de 1 millón 122, 185 habitantes, según el censo de 2015.

No son distractores, pero es importantes enterados de datos demográficos relevantes por ejemplo, son: 584 mil 105 varones y 589 mil 080 mujeres; 315 mil 519 tenían entre 0 y 14 años de edad.

Vale la pena registrar un hecho extraordinario y se refiere a que de la totalidad de ciudadanos nayaritas entre 15 y 65 años de edad son un total de 545 mil 780; Además. 54 mil 252 mayores de 65 años; y 4,634 no especificaron su edad.

Es decir, 545,780+54,5252+4, 634, suman 1 millón 095 mil 666 personas y el número de votos registrados en el PRE, fueron apenas de 107 mil 685 fueron los que el INE registró.

En otras palabras, se vislumbra el poco interés de la ciudadanía, de los que votan y que pudieran estar convencidos, de quienes creen en el cambio que ofrecen los candidatos, y después el despertar de la población con derecho a votar, apenas es un 10% los que cumplen ese deber ciudadano.

En otras palabras, poco más de un millón de nayaritas, apenas intervinieron en como votantes, un poco más de 100 mil ciudadanos nayaritas.

“Te lo digo a ti mijo, para que lo entiendas tú mi nuera”. Es una abierta advertencia de lo que puede suceder en cualquier entidad y, desde luego, aplica para esta entidad norteña que en junio próximo elegirá gobernador.

Los partidos políticos registrados o en busca del registro como organización electoral, debieran invertir en investigaciones serias, formales, ésas que reportan los verdaderos intereses de la población, con la intención de saber motivar, de persuadir.

“Pan con lo mismo” es el lema casi tradicional de los ciudadanos cuando se habla de candidatos, porque siempre es lo mismo, promesas, silencios, sonrisas, rostro de preocupación, besos, abrazos, choque de puños y las propagandas impresas y auditivas de siempre.

Los ciudadanos estamos cansados de escuchar largos discursos o recibir mensajes de texto, videos en redes sociales, con contenidos de los gustos y aficiones, presumiendo acercarse a los votantes y a los hijos de los votantes.

Es tiempo de cambio, de cambio de estrategia, pero los tiempos se vienen acelerados y cuando se den cuenta se apresuran a repetir lo de la elección pasada, aquí en Tamaulipas o en otra entidad.

“Te lo digo a ti mijo, para que lo entiendas tú mi nuera”. Para quienes tenga que mirar, lo hagan con el sentido crítico (formar criterio) y descubran o redescubran aciertos y errores, pero también las alternativas de algo diferente, de hacer algo que innove y aumente la participación de los que voten.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here