Excelsior (México)

Siete días después de tumultos, largas filas y gritos en el mostrador, estos parecen haber terminado; pero la crisis no ha pasado en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM)

Más de 550 vuelos han sido cancelados desde el pasado miércoles cuando la variante Ómicron decidió subirse a los aviones para no dejarlos despegar.

La principal línea aérea afectada es Aeroméxico, el 5 de enero inició su calvario con 12 vuelos cancelados, ayer reportó 50 vuelos cancelados.

La reducción de pasajeros en mostradores y pasillos del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México se debe a que,en su página de internet, Aeroméxico avisa del infortunio por venir.

Este jueves, 45 vuelos de los 508 programados sufrieron modificaciones y hasta ahora 42 vuelos serán cancelados el viernes y 9 el sábado.

El AICM movió en 2021 a poco más de 36 millones de pasajeros, 72% más que el registro en 2020, una estadística que sonaba prometedora, pero que hoy se topa otra vez con la pandemia, con una nueva variante del virus que les dice ‘es muy temprano para celebrar’.