Excelsior (México)

El decreto que permite la regularización de los autos usados de importación ha influenciado en el mercado mexicano, pues en los últimos meses se ha disparado de manera importante la llegada de este tipo de unidades.

Datos de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), al cierre de 2021 se importaron un total de 167 mil 64 unidades, sin embargo, la cifra representa un aumento de 34.4% o 42 mil 786 autos más si se compara con los 124 mil 278 del 2020.

Guillermo Rosales, presidente del organismo, aseguró que los datos registrados por la Administración General de Aduanas y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), solo reflejan los autos que llegan al país por la vía legal y que cumplen con los estándares de calidad.

Según la AMDA “al mes de diciembre de 2021, la importación de autos usados fue de 167 mil 64 unidades, lo que equivale al 16.5% del total de ventas de vehículos nuevos”.

La llegada de esas unidades es incluso 4.8% más alta respecto a los 159 mil 446 vehículos de enero a diciembre de 2019, antes de la pandemia.

Tan sólo en diciembre de 2021, la importación fue de 13 mil 664 autos usados, 13.8% más respecto a las 15 mil 549 del mismo mes de 2020.

Sin embargo, debido al decreto que permite la regularización de estas unidades cuya vigencia termina el 20 de julio, el sector no descarta que se registre “un aumento sustantivo” de estos datos y que el volumen equivalente a la comercialización de unidades nuevas sea aún mayor.

Es importante mencionar que a la importación legal se está sumando la ilegal, es decir, la llegada de autos provenientes de Estados Unidos mediante el contrabando y bajo el auspicio de las autoridades, pues aun cuando esas unidades no cumplen con las especificaciones y muchos de ellos ya son chatarra, se les permite la entrada sin restricciones.

Estamos pidiendo que haya un mayor control para atenuar el impacto de esta regularización al contrabando automotriz”, de lo contrario el impacto por esta situación será mucho más fuerte de lo que se esperaba y no solo en los estados en los que está contemplado, sino en el resto del país.

REGLAS ESPECÍFICAS

Para el sector automotriz, es necesario que se establezcan reglas específicas y se verifique que estas se cumplan para que no exista un mayor daño a la industria.

Por ello, buscarán que el decreto de regularización no tenga una ampliación en su vigencia y que este termine el 20 de julio de este año.

El factor más importante en este momento es el evitar que sigan entrando vehículos en contrabando, no se ha cumplido, no hay un solo acto que refleje la voluntad política del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, por poner un punto final en el ingreso del contrabando automotriz. Es una postura que no ha encontrado una respuesta para nuestra petición, lo refrendamos como una exigencia al gobierno de frenar el ingreso del contrabando automotriz”.